Bella Flor Calderón.5 enero, 2018
Varios sectores de San José son conocidos por los campamentos improvisados que hacen los indigentes para pasar la noche Fotografía José Cordero
Varios sectores de San José son conocidos por los campamentos improvisados que hacen los indigentes para pasar la noche Fotografía José Cordero

Los dos indigentes que murieron esta semana en el hospital San Juan de Dios debido al frente frío que golpea al país, dejaron en evidencia que no hay cama para tanta gente que vive en las calles.

Solo en San José hay casi 3.000 personas viviendo en la calles, de las cuales, 9 de cada 10, son adictos a las drogas o el alcohol y en los casos más graves consumen las dos sustancias, según los datos que maneja la Municipalidad de San José.

Mariela Echeverría, jefa departamento servicios sociales y económicos es parte del equipo que atiende los 365 días del año el centro Dormitorio para habitantes de la calle, aseguró que este temporal los puso a correr.

"La idea no es tirar colchonetas para recoger a todos y amontonarlos en un salón sino darles un poco de dignidad con una cama limpia y comida en un plato, en una mesa, en lugar de una acera como parte de un intento por rehabilitarlos" aseguró Echeverría.

Este lugar que abrió la Muni de San José cuenta con 120 camas que todos los días se llenan, pero que este frente frío demostró ser insuficiente para atender a todos los que a diario se tienen que conformar con dormir en aceras, lotes baldíos o edificios abandonados.

El centro dormitorio de la municipalidad tiene 120 camas para que los indigentes pasen la noche Foto: Rafael Pacheco
El centro dormitorio de la municipalidad tiene 120 camas para que los indigentes pasen la noche Foto: Rafael Pacheco

A pesar de estas limitaciones, Echeverría asegura que están tratando de ayudar a la mayor cantidad de indigentes posible con el apoyo de la Comisión Mixta de atención de la indigencia (Comai) para que no sufran como el frío, situación que ya vivieron con el huracán Otto.

Según Echeverría este problema se viene arrastrando hace años y aunque mucha gente se apunta a ayudarlos, los recursos en casos de emergencia son insuficientes y faltan lugares con las condiciones adecuadas para darles un techo donde pasar la noche.

"La mayoría de ellos salió de sus casas por problemas de violencia y agresión, por lo que en estos temporales no pueden acudir a sus familias para encontrar refugio, algunos ni siquiera tienen familiares que los puedan ayudar" explicó.

Unidos contra el frío

Para aliviar la triste situación, las diferentes organizaciones que trabajan con indigentes se pusieron de acuerdo para regalar cobijas, mantas y abrigos la noche del jueves.

La fundación Lloverá entregó bolsas de dormir, la fundación Génesis regaló mantas térmicas y el grupo de Chepe se baña llevó su autobús para ofrecerles un baño con agua caliente en coordinación con el hospital San Juan de Dios.

Además, el dormitorio de la municipalidad de San José se mantendrá abierto las 24 horas con café hasta que termine el temporal. El resto del tiempo abre solo en las noches para que duerman.

Si usted quiere ayudar puede llevar ropa en buen estado y mantas al dormitorio, que está ubicado 350 metros norte de la iglesia de la Merced o llamar al 2248-3654.

El bus Chepe se baña se acomodó al costado sur del parque de La Merced, se recibía donaciones de ropa y víveres para personas de la calle (indigentes), este viernes Foto: Rafael Pacheco
El bus Chepe se baña se acomodó al costado sur del parque de La Merced, se recibía donaciones de ropa y víveres para personas de la calle (indigentes), este viernes Foto: Rafael Pacheco
Soluciones temporales

Pese a estos esfuerzos y la buena voluntad de quienes en redes sociales están recogiendo cobijas y abrigos para regalar esta es solo una solución temporal.

Así lo aseguró Esteban Blanco de Fundación Lloverá.

“En San José hay muchos grupos con buenas intensiones de ayudar; sin embargo, estar regalando emparedados y café solo alarga este problema”, Esteban Blanco de fundacion Lloverá

Blanco asegura que más allá de regalar una cobija, las diferentes organizaciones que salen en las noches a alimentar indigentes deben coordinarse mejor para buscar sacarlos de las calles y llevarlos a centros de atención, donde puedan rehabilitarse para no volver más a las improvisadas camas en las aceras.

"Los grupo salen en las noches a repartir comida y luego regresan a sus casas mientras los indigentes siguen en las calles "tranquilos" porque saben que todos los días alguien les dará comida y eso hace más difícil para ellos salir de ese mundo" explicó Blanco.

Muchas de estas cosas que se recolectaron terminan como moneda de cambio para drogas o alcohol por lo que la emergencia se repite cada día.

Comisión echará una mano

Este viernes la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) convocó a una reunión para unirse a los esfuerzos por aliviar la emergencia.

Al final de día se pusieron de acuerdo para coordinar la entrega de cobijas, suministros alimenticios y colchonetas, las entregas se realizarán en conjunto con el Comité Municipal de Emergencias de San José y el comisión de este cantón.

"Estas acciones permitirán a las asociaciones benéficas de San José fortalecer la atención de esta población vulnerable en sus albergues respectivos, por efecto de las bajas temperaturas generadas por el frente frío que afecta nuestro país" informó la CNE a través de su oficina de prensa.

A su vez el Instituto Mixto de Ayuda Social con sus estructuras cantonales estará coordinando las necesidades de esta población a nivel nacional en conjunto con la CNE.

Temporal podría repetirse

Este fuerte empuje frío podría repetirse porque desde diciembre y hasta marzo es la época invernal que trajo este mal clima que se espera termine el domingo.

"Durante estos meses y en cualquier momento podría formarse un nuevo frente frío que traiga temperaturas igual o más bajas que las sentidas esta semana", aseguró Juan Diego Naranjo meteorólogo del Instituto Meteorológico Nacional.