Redacción .24 febrero

Los fuertes vientos registrados durante este inicio de año han afectado seriamente el brete de los pescadores artesanales y molusqueros del golfo de Nicoya, lo cual les impide ganar platica, por lo que un grupo se acercó al Gobierno para solicitar su apoyo.

El presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura (Incopesca), Daniel Carrasco, coordinó una reunión entre representantes de los afectados, con autoridades de la Capitanía de Puerto del Ministerio de Obras Pública y Transportes (MOPT), Guardacostas, Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS). La reunión se hizo en las oficinas de Incopesca, en Puntarenas.

No han podido salir a pulsearla los pescadores artesanales y molusqueros, por culpa del viento. Foto Albert Marín.
No han podido salir a pulsearla los pescadores artesanales y molusqueros, por culpa del viento. Foto Albert Marín.

Para definir la ayuda, se acordó que se le entregarán al Incopesca la lista de las familias que más feo la están pasando. El IMAS ayudará a revisar la lista y la trasladarán a la CNE para la entrega de los diarios, la cual se realizará por medio de estas organizaciones.

Además se les dará seguimiento a estos hogares, con el fin de apoyarlas hasta que las condiciones del clima mejoren y sus jefes de hogar pueden volver a trabajar.

Las organizaciones se comprometieron a enviar la lista este martes para consolidar la ayuda lo antes posible, según informó Carrasco. Los pescadores y molusqueros afectados se encuentran en isla Venado, isla Chira, La Leona, Cabuya, Chira, playa Blanca, isla Caballo, Paquera y Puntarenas.

“La situación que están viviendo estas familias es bastante compleja, así que acordamos un mecanismo para facilitarles víveres, por medio de la Comisión Nacional de Emergencias, a aquellos hogares que estén siendo extremadamente afectados porque las condiciones del clima les impiden salir a pescar para obtener el sustento”, expresó Carrasco.