Por: Karen Fernández.   24 mayo
Funcionarios denuncian que solo tienen un chofer para atender las mil denuncias mensuales que reciben en promedio. Foto: Archivo

Los funcionarios del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) en Alajuela se cansaron de estar en el ojo del huracán de las críticas y presentaron un documento en el Juzgado de Trabajo de la ciudad manuda avisando que tienen la intención de irse a huelga.

La oficina de barrio San José de Alajuela también se suma a la idea de irse a paro.

Así lo indicó Ovidio Fernández, secretario general adjunto del Sindicato de Empleados del Patronato Nacional de la Infancia (SEPI), quien aseguró que la muerte del niño de cinco años que perdió la vida en Alajuela, presuntamente por los golpes que recibió de parte de sus padres, fue la gota que derramó el vaso pues según ellos deja en evidencia la falta de personal.

“Esta es una problemática que se viene dando desde hace años, hay falta de recurso humano para poder atender en tiempo y forma las múltiples funciones que tiene el personal, como son la atención al público, visitas a los hogares, escuela de padres, supervisión de hogares solidarios, participar en talleres educativos, entre muchas otras, por eso estamos llamando a huelga", comentó Fernández.

A su criterio, esa falta de recurso humano es lo que ha venido colapsando la atención de menores de edad de este país.

“Se reciben entre 50 mil y 60 mil denuncias anuales en todo el país y en cada oficina local (son 52), solo cuentan con un chofer, del que depende todo el resto del personal de la oficina para hacer las visitas, traslados y valoraciones. A veces la trabajadora social quiere ir a hacer las visitas, pero no tiene chofer”, señaló el sindicalista.

La presidencia ejecutiva del PANI tiene 30 días para responderles, de lo contrario, iniciarían con la huelga.

"Se ha conversado con los funcionarios y se han tomado las medidas necesarias. La Administración no cree que vayan a una huelga innecesaria”, aseguran en el PANI.