Franklin Arroyo.8 abril

Las secretarias del Gobierno Central que hoy ganan ¢442.000 pasarían a ganar seis tejitas aproximadamente con la Ley de Reforma al Empleo Público, que fue presentado este lunes por la ministra de Planificación Pilar Garrido ante la Asamblea Legislativa.

De la misma manera, una secretaria del Poder Judicial que ejecuta las mismas funciones que la anterior profesional, gana un millón trescientos mil colones, por lo que, con la reforma, pasaría a ganar ¢600.000 aproximadamente.

Con la iniciativa nadie ganaría más que otro, porque sí. Foto de: Diana Méndez.
Con la iniciativa nadie ganaría más que otro, porque sí. Foto de: Diana Méndez.

Esos ajustes aplicarían solamente para los empleados nuevos. Los diputados conocerán el proyecto por escrito este martes.

Esas diferencias que se dan entre salarios de empleados públicos con funciones similares es una de las razones que se discutirán.

“El proyecto pretende ordenar la manera de como funcionan los servidores públicos, el talento humano en las instituciones y se refiere a que hay diferencias entre funcionarios haciendo lo mismo, pero la idea es que tengan las mismas reglas, que se puede homologar”, dijo Garrido.

También dijo que la transparencia en todo el proceso de reclutamiento será fundamental.

Una de las incorporaciones más importantes que se le hace al proyecto es la posibilidad de despedir a un empleado público sin responsabilidad patronal y eso estaría relacionado con la eficiencia.

La ministra de Planificación, María del Pilar Garrido presentó este lunes tres proyectos de ley. Foto de Jorge Castillo
La ministra de Planificación, María del Pilar Garrido presentó este lunes tres proyectos de ley. Foto de Jorge Castillo

“En el sector privado, si usted no cumple con su trabajo lo despiden, en el sector público será así, sino cumple con su trabajo y tiene dos evaluaciones consecutivas regulares con 70, tiene que abandonar el sector público. Es decir, se incorporó una causal de desvinculación de despido, vinculada con el desempeño”, añadió Garrido.

Los incentivos salariales son para los empleados públicos que obtengan una calificación de excelente y muy buena donde podrá optar, entre un menú de opciones para escoger las que desea disfrutar por su buen desempeño. Entre las más llamativas están vacaciones adicionales o capacitaciones.

Francisco Gamboa, director de la Cámara de Industrias vio con buenos ojos la iniciativa de Mideplan.

“Aunque todavía no hemos analizado los contenidos puntuales pues fue hoy mismo (lunes) que los conocimos tras su publicación, en lo general es un proyecto que va en la dirección correcta, en el sentido de ordenar y unificar el régimen del empleo público, lo que a su vez tiene impacto de positivo a largo plazo en la sostenibilidad de las finanzas públicas”, manifestó.

Mideplan también presentó el proyecto de transformación de RECOPE y el de transferencias monetarias condicionadas para la educación, el cual ya se adelantó y que consiste en el fortalecimiento de Avancemos, en el cierre de Fonabe y esas ayudas pasarían a la administración del IMAS.