Yenci Aguilar Arroyo.5 septiembre
Los defensores del gallo salieron de los tribunales felices. Foto: Cortesía
Los defensores del gallo salieron de los tribunales felices. Foto: Cortesía

El gallo Maurice, acusado en Francia por cantar demasiado temprano podrá seguir emitiendo su particular sonido por las mañanas.

Así lo resolvieron los jueces del Tribunal de Oleron, una isla ubicada en el este del país.

Los jueces determinaron que los demandantes, dos señores vecinos del ave tendrán que pagarle a la dueña de Maurice, Corinne Fesseau más de 100 mil euros como compensación.

Lyliane Navasquez, una de las principales defensoras del animalito e integrante de la asociación "Los gallos de la isla de Oléron están enojados" manifestó estar satisfecha por el resultado.

“Hemos ganado. Agradecemos a todas las personas tanto de Francia como de otros países que nos apoyaron”, dijo a La Teja desde el país galo.