Redacción .23 julio, 2019

La falta de lluvias en el país provocó que el gobierno decretara, este martes 23 de julio, estado de emergencia en Guanacaste, Puntarenas, Alajuela, Cartago y San José.

El fenómeno de El Niño es el responsable de que las nubes estén sin agua y eso tiene entre la espada y la pared a los agricultores, ganaderos y pescadores de zonas como Coto Brus, Esparza y el cantón central de Puntarenas, Upala, Los Chiles, Guatuso y San Carlos de Alajuela, así como Oreamuno de Cartago y Puriscal, en la provincia de San José.

Desde noviembre del año pasado falta el agua de lluvia, incluso en zonas como el Pacífico central y norte se tienen faltantes de hasta el 75%.

Se reportan pérdidas en cultivos como café, hortalizas, frijoles, arroz y caña, entre otros. Hay daños en la pesca y acuicultura por cambios en el comportamiento de los peces, además, muertes de colmenas y baja productividad.

En Tierra Blanca de Cartago los agricultores han tenido que meterle buena plata a los sistemas de riego porque nada que llueve. Foto Rafael Pacheco.
En Tierra Blanca de Cartago los agricultores han tenido que meterle buena plata a los sistemas de riego porque nada que llueve. Foto Rafael Pacheco.

En ganadería ocurrió la muerte de animales, pérdida y reducción de la productividad, tanto en ganado de leche como de engorde.

Se dispararon los incendios forestales, 172 hasta el mes de mayo de este año, que provocaron la quema de 2.265 hectáreas y golpeando áreas protegidas, espacios de pastoreo y cultivos.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado, dijo que ante la baja cantidad de lluvias en el sector agropecuario “requerimos el decreto de emergencia, para atender las necesidades de las familias productoras, de manera que logremos recuperar sus niveles de producción”.