Eduardo Vega.17 noviembre, 2020
Carlos ya posicionó en Costa Rica al bigote como el símbolo en la lucha contra el cáncer de próstata. Foto cortesía
Carlos ya posicionó en Costa Rica al bigote como el símbolo en la lucha contra el cáncer de próstata. Foto cortesía

El movimiento Moviembre está cumpliendo 10 años de advertirle a los hombres del país que un simple examen de tacto de la próstata y el autoexamen testicular, además del examen de sangre, le pueden salvar la vida.

Hace diez años don Carlos Araya, quien tiene 42 años, fue uno de los primeros que sin pelos en la lengua les decía a los hombres mayores de 45 años que el examen de tacto de próstata tiene que ser algo normal y hacerse una vez al año.

Eso le costó caro al principio, hasta un pescozón le pegaron porque un hombre se sintió ofendido cuando le dijeron que se había ganado un examen de próstata.

El futbolista Erick Marín, quien superó el cáncer testicular, ha colaborado mucho en el mensaje preventivo. Cortesía.
El futbolista Erick Marín, quien superó el cáncer testicular, ha colaborado mucho en el mensaje preventivo. Cortesía.

Con don Carlos repasamos aquellos primeros años en esta importante y complicada lucha, pero que una década después lo tiene muy contento porque incluso las empresas toman la iniciativa y hacen promociones o hablan del examen de próstata y testicular por iniciativa propia.

"El movimiento nació en el mundo en el 2003, aquí en el país yo lo comencé hace diez años. El ‘mo’, viene de mostacho (bigote) y ‘viembre’ de noviembre. Nosotros nos apropiamos de noviembre y no lo hemos soltado.

"Cáncer de próstata y testicular, eran temas tabúes, escondidos, del que las familias no hablaban. Un tema que la persona que lo padecía no decía ni una palabra, incluso hasta era motivo de vergüenza.

“Había como una marca social para quien dijera que tenía cáncer de próstata o testicular, tanto así que muchos creían que si a un hombre le daba este tipo de cáncer es porque era homosexual. Así de perdidos estaban muchos en este país”, comenzó explicando don Carlos.

Mucha ignorancia

Repasar los inicios de Moviembre traslada a don Carlos hasta situaciones muy duras. Asegura que encontró demasiada resistencia, además, demasiada ignorancia por parte de hombres y mujeres, ni qué decir de los niños, ninguno sabía absolutamente nada, la mayoría jamás había escuchado la palabra próstata.

"Jamás olvidaré una vez que en un tope en Alajuela fuimos a regalar información sobre el cáncer de próstata. La misión era dar mensajes preventivos. Todo lo cubría con mi plata, casi nadie apoyaba.

“Pues en ese tope, con mucha alegría para mí, rifamos varios exámenes de antígeno prostático que nos regaló Laboratorios Echandi, entonces, al ganador lo llamábamos al frente de una tarima para darle su premio y uno de los ganadores al explicarle que era un examen para ver cómo estaba de la próstata, me pegó un golpe en la cara, se sintió ofendido, lo tuvieron que agarrar. Yo no entendía qué lo ofendió, después entendí que el desconocimiento provocaba esas reacciones”, recordó.

Las familias completas ahora sí hablan de cáncer de próstata y testicular. Cortesía.
Las familias completas ahora sí hablan de cáncer de próstata y testicular. Cortesía.

La ignorancia llenó de dolor a muchas familias.

“Yo prefiero morirme que permitir que alguien me meta un dedo para tocarme la próstata, eso es de homosexuales”.

"Una muchacha nos contó que su papá se murió de cáncer de próstata porque jamás permitió que nadie lo tratara. No dejó nunca ni que los doctores lo revisaran, le decía a la familia que si él se dejaba tocar la próstata en ese momento se haría homosexual y por eso prefería la muerte.

“Ese señor se murió, olvidándose del gran dolor que le dejó a su familia, olvidándose por completo de sus hijos y sin poder disfrutar jamás a sus nietos. Su familia lo vio agonizar y les dejó un gran vacío solo por una cabezonada provocada por la ignorancia…eso sucedía en este país hace 10 años”, reconoció el fundador de Moviembre.

A don Carlos le tocó duro al inicio, imagínense que había muchos hombres que estaban convencidos que el cáncer de próstata y testicular eran contagiosos, que era una enfermedad de transmisión sexual, y que no les podía dar porque nunca habían sido infieles.

Grandes del fútbol se han unido para dar el mensaje de prevención. Cortesía.
Grandes del fútbol se han unido para dar el mensaje de prevención. Cortesía.
Se habla

Diez años después, Moviembre logró que los hombres del país hablen, es un tema que los medios de comunicación tratan. Ya hay hombres que dan sus testimonios de superación tras vencer el cáncer.

Diez años después marcas tan grandes como Pilsen se meten con el tema de la próstata y los testículos. Es importante, nos dice don Carlos, el ejemplo de Pilsen, porque es una cerveza, algo que toman muchos hombres.

Uno de los primeros afiches del movimiento Moviembre, apoyado por el rugby. Cortesía.
Uno de los primeros afiches del movimiento Moviembre, apoyado por el rugby. Cortesía.

“Es un tema y antes no lo era. En Moviembre consideramos que falta mucho camino todavía por recorrer; sin embargo, se avanza a buen paso. Vemos gente de la farándula y los medios, en noviembre, hablando de la próstata, de tocarse los testículos y eso sirve para educar y que se hable durante los otros meses”, dijo.

Todavía falta mucho, pero Carlos ya hizo lo más rudo, abrir el camino, ahora le toca a usted hacerse el examen.