Bryan Castillo.14 agosto
Aldo Magaña fue el héreo herediano. Foto: Agencia Ojo por Ojo.
Aldo Magaña fue el héreo herediano. Foto: Agencia Ojo por Ojo.

El Club Sport Herediano consiguió este miércoles una sufrida victoria 3-2 ante Limón.

Los florenses ganaban cómodamente 2-0, pero los del Atlántico lograron igualar el marcador 2-2 y llenarse de ilusión, pero una desatención al cierre del juego les costó la derrota.

Los primeros minutos del partido fueron para el Team que tocó tanto la bola que mareó no solo a a sus adversarios, sino también a quienes se tiraron la mejenga.

Keysher Fuller fue el que más insistió por el conjunto florense con centros que pusieron a sufrir a los caribeños.

A pesar de ese dominio, los limonenses casi le hacen daño a los locales al minuto 7 tras un centro del lateral Edder Nelson que Alexánder “La Rata” Espinoza no pudo clavar, pues el defensor Christian Reyes se le atravesó al remate.

La reacción rojiamarilla llegó al 12’ cuando Fuller sacó un potentísimo remate que el arquero limonense Dexter Lewis rechazó y que llegó a pies de su rival Alberth Villalobos, quien no le puso la dirección adecuada para meter el primer pepino.

“Es muy importante regresar con gol para ayudar al equipo”. Aldo Magaña delantero del Herediano.

Después de eso a los caribeños se les vino una lluvia de ataques florenses que fueron detenidos por Lewis y sus zagueros.

Mientras todo eso pasaba, en los banquillos se observaba a los técnicos viviendo el encuentro de formas diferentes, por un lado Ricardo Allen, entrenador limonense, se veía tranquilo, mientras que del otro lado se Jafet Soto lució inquieto al ver que su equipo lo único que metía era miedo, pero no goles.

A pesar de que los de la casa de don Eladio dominaron la mayor parte del primer tiempo, fueron los visitantes quienes llegaron con más peligro.

Berny Burke fue el anotador del primer gol. Foto: Agencia Ojo por Ojo.
Berny Burke fue el anotador del primer gol. Foto: Agencia Ojo por Ojo.

La alegría herediana llegó al 36’, por medio de una jugada de esas que casi nunca terminan en gol.

Decimos esto porque todo empezó con un saque de banda de Ariel Soto, quien buscó a su compañero, el peliteñido Francisco Rodríguez, quien con un globito habilitó al correlón Berny Burke que mandó a guardar la chocobola con un potente derechazo.

La primera parte finalizó con un conjunto limonense tratando de buscar el empate con llegadas que fueron contenidas por la zona baja rival.

“Hemos fallado mucho con el cierre, es algo que hay que trabajar más”. Roan Wilson, delantero de Limón.
Tromba enfurecida

Para el segundo tiempo, los dirigidos por Ricardo Allen se fueron arriba para tratar de buscar el empate.

En una de esas descuidaron la zona baja y esto fue aprovechado por los rojiamarillos a quienes se les pitó un penal que fue cobrado por Francisco Rodríguez, quien puso el 2-0 en la pizarra al 58.

Un hecho llamativo ocurrió al 61’ cuando el defensor Keyner Brown se fue al ataque e hizo una bicicleta, la acción provocó risas entre los compañeros que estaban en el banco, pues es bien conocido que el popular Balín no se caracteriza por hacer jugadas tan técnicas.

Para el 73’ los limonenses reaccionaron por medio de Marvin Esquivel, quien sacó el cañón de su pierna derecha desde fuera del área para vencer al arquero Esteban Alvarado, que pese a la estirada no le llegó a la redonda.

Tan solo cuatro minutos después ocurrió lo impensable, los caribeños empataron el encuentro por medio de Ryan Bolaños, quien se convirtió en el héroe de su escuadra.

Pero la cosa no terminó ahí, pues los locales se negaron a morir y al minuto 88 el mexicano Aldo Magaña colocó el 3-2 definitivo.

Con este resultado los heredianos quedaron en la tercera posición con diez puntos mientras que los limonenses son últimos con tres unidades.

A Jafet Soto le volvió la sonrisa al final del partido. Foto: Agencia Ojo por Ojo.
A Jafet Soto le volvió la sonrisa al final del partido. Foto: Agencia Ojo por Ojo.