Yenci Aguilar Arroyo.2 julio, 2019
En la publicación, Luisa Mora agregó una imagen junto a su papá. Foto tomada del perfil de Luisa Mora Fernández.
En la publicación, Luisa Mora agregó una imagen junto a su papá. Foto tomada del perfil de Luisa Mora Fernández.

Luisa Mora, hija del exministro de Educación Edgar Mora, compartió un lindo mensaje en su perfil de Facebook y en el cual afirma que lloró al ver a su papá hacer pública su renuncia al cargo este lunes.

“Lloré como un bebé mientras te veía dejar un trabajo que sé de primera mano te ilusionaba muchísimo. Me dolía el corazón, lo tenía destrozado. Luego, cuando te conté (ya de buen humor y tranquila) que lloré como un bebé y que hasta me agarraba el pecho y soltaba quejidos, te reíste y me dijiste: '¡pero entonces no escuchaste el discurso, si estabas llorando tanto!” expresó Luisa en las primeras líneas-

La joven agregó que el lunes, mientras el hoy exministro leía la carta que le dirigió al presidente de la República, Carlos Alvarado, tuvo en su mente una serie de recuerdos, todos relacionados con el tiempo en el que Mora se desempeñó como jerarca del MEP.

“Te quiero explicar por qué lloré. Me vinieron a la cabeza imágenes como en un zapping, entre ellas la imagen del día que me llamaste para contarme en secreto que Carlos te había pedido ser ministro: yo estaba abriendo el portón de mi apartamento y me quedé en shock, me agarré de las varillas. Me asusté. Y te lo dije: ‘qué susto, papi’. Y vos te reíste nervioso. Yo te dije: va a ser muy duro. Y vos estabas seguro de eso, pero también de que querías hacerlo, y cuando vos sabés que querés hacer algo, siempre lo hacés bien.

“Después, las imágenes son un collage de este último año. De vos como ministro y vos cómo papá, y a veces –como cuando en el traspaso de poderes saltaste fuera de la fila protocolaria para abrazarme y levantarme del suelo (y yo pensé: wow, nunca había visto a alguien tan feliz de verme)– las dos al mismo tiempo. Separar tu ser papá de tu ser servidor público es imposible, porque siempre se han alimentado una de la otra, de buena manera. Lo que aprendés en tu vida personal lo aplicás a la política y viceversa”.

Cualidades paternas

La hija destacó las cualidades de su papá y le agradeció por ser una persona incorruptible, alegre y emocionado por la vida.

"Por eso siempre fue difícil para todos decir que sos político: ¿cómo vas a ser político vos, incorruptible y alegre, emocionado por la vida? Servidor público, como decís vos cuando te referís a vos mismo, si. Eso sí. Y lo hacés con método, lo hacés con orden y con compás moral. Y te lo agradezco como nada en la vida.

"Te agradezco ser íntegro porque entonces puedo hablar bien de mi papá, y eso es de las cosas más hermosas que le pueden pasar a uno. Te agradezco como ciudadana que me escuchés, también. Y eso es algo que no te he dicho.

Luisa finalizó agradeciendo a su padre por la labor desempeñada como servidor público y por su labor como papá.

“Gracias, papi, por haberte mantenido a salvo. Por acudir al servicio público cuando te lo pidieron. Por escucharme a mí y a nosotros. Por querernos tanto, y como vos decís a menudo, sacar la cabeza de tu propio ombligo para ver al otro.

"Gracias por tu año como ministro, y por tus 32 años como papá, dos trabajos a los que les has dedicado ternura y todas las otras mejores partes de lo que sos.

"Este ha sido un año hermoso, después de todo, porque has demostrado en ambos ámbitos hasta dónde llega tu compromiso, y cuáles son las bases éticas del mismo”.