Franklin Arroyo.5 mayo

Los costarricenses tienen la mala costumbre de culpar a los nicaragüenses de muchos de los males que hay en nuestro país.

Esa es la conclusión a la que llegó Donna a Rijsdijk, una estudiante de la carrera de Estudios Internacionales para el Desarrollo de la Universidad de Utrecht, Holanda.

Ella está en nuestro país haciendo una investigación sobre la migración de nicaragüenses en Costa Rica, un tema de gran interés para ella por la actualidad que tiene y porque es algo que se da a nivel mundial.

La joven de 24 años está realizando una investigación que corresponde a la maestría y estará en Tiquicia cuatro meses.

Los ticos solemos echarle la culpa a los nicaragüenses de todo lo que pasa. Foto: Archivo.
Los ticos solemos echarle la culpa a los nicaragüenses de todo lo que pasa. Foto: Archivo.

Ella dice que los costarricenses son muy amables con los inmigrantes de otras nacionalidades, que generalmente son turistas, pero con los nicaragüenses es otra cosa, sobre todo en la zona urbana.

“En general, el tico es bueno con los extranjeros. A mí me han tratado bien y a los gringos y venezolanos que han venido en los últimos tiempos por ejemplo, quizás por la educación que tienen, pero los nicaragüenses que han venido en cuarenta años han tenido una educación baja y eso marca una diferencia.

"Los costarricenses creen que los problemas de salud, con la Caja Costarricense del Seguro Social, son por ellos, o cuando hay violaciones o robos piensan que lo traen los inmigrantes de ese país”, dijo.

Añadió que en los trabajos, los costarricenses ignoran a sus compañeros del norte y les dicen palabras feas.

“Y también por Facebook cuando pasa algo malo, en muchas ocasiones, en los comentarios, sin tener ni siquiera un sospechoso, dicen que son ‘los nicas’".

La holandesa fue enviada por la universidad para que estudie el tema por cuatro meses. Foto: Cortesía.
La holandesa fue enviada por la universidad para que estudie el tema por cuatro meses. Foto: Cortesía.

También reveló que la otra nacionalidad a la que los costarricenses tienen enjachada, aunque no en la misma proporción, es a la colombiana, por tema de drogas.

Superiores

También explicó cómo percibe el nicaragüense al tico.

“Cuando le pregunto a un nicaragüense dice que el noventa y nueve por ciento de los ticos son buenos y los tratan bien, pero un pequeño porcentaje se siente superior y los tratan mal, les dicen cosas como ‘fuera nicas’ y algunas veces se sienten explotados en el trabajo”.

Contó que los medios de comunicación juegan un papel fundamental y le agradó de una manera positiva el caso de La Teja, porque siendo un periódico popular es de los más respetuosos.

“No me parece normal que sea así (la xenofobia). En las primeras entrevistas me habían dicho que La Teja habla mal de los nicaragüenses, pero he visto que no lo hacen y algunos lo perciben así. La Teja tiene muchos seguidores de ese país que esperan que digan cosas buenas de ellos”.