Bryan Castillo.29 marzo
Ramón rescata a los peces que quedan en la orilla. Foto: Albert Marín.
Ramón rescata a los peces que quedan en la orilla. Foto: Albert Marín.

Los lagos de La Sabana y del parque de la Paz se están secando por los efectos del fenómeno del Niño, el cual ocasionó la muerte de muchos peces que por falta de líquido fallecen en la orilla.

Afortunadamente para estos animalitos apareció Ramón Dávila, quien llegó este jueves al parque de La Paz para rescatar a los que ven a punto de estirar la aleta.

“Ahora está seco por lo que vine a sacar los peces para salvarlos porque se quedan en la orilla y se mueren en la parte seca. Lo que hago es que los saco y los vuelvo a tirar al agua esperando a que el lago se vuelva a llenar”, comentó este vecino de Pavas.

“Es una tristeza ver este lago así, el de La Sabana también está seco y los animalitos son los que sufren”. Ramón Dávila.

Dávila fue sincero al decir que a los que no les ve mucho chance de vida, los extrae pero para otra cosa.

“Si los veo listos para la foto me los llevo para ponerlos en el sartén y a otros que se ven mal los llevo donde un amigo que tiene un estanque para que se recuperen y luego liberarlos en un río en Santa Ana”, añadió.

Este héroe comentó que tiene cerca de 10 años de visitar el parque y que le sorprende la condición en la que está el lago.

“Nunca había visto el lago tan seco, en veranos anteriores (el agua) disminuía un poco, pero a este nivel jamás, he venido varios días y cada vez hay menos agua”, declaró.

De acuerdo con Dávila, en este lago abundan las tilapias y los barbudos.

Ambos parques son administrados por el Icoder y según el ministro de Deportes, Hernán Solano, ya trasladaron a 40 patos de La Sabana al parque de La Paz para evitar que se mueran. Según Solano, aún les falta movilizar a doce patitos más.