Eduardo Vega.1 julio, 2020

El Gobierno firmó este miércoles un decreto de estado de emergencia nacional fitosanitaria para poder pelear la guerra contra un hongo que afecta al banano de forma catastrófica.

Ese hongo se llama Fusarium 4 y ya brincó de Asia hasta Colombia, obligando así al país a tomar medidas para evitar que llegue a nuestras bananeras.

Las autoridades están luchando para que el hongo no llegue al país. Foto: Interamericana de comunicación.
Las autoridades están luchando para que el hongo no llegue al país. Foto: Interamericana de comunicación.

Todas las fincas bananeras del país están en alerta máxima, porque el hongo es fulminante y puede mantenerse vivo en la tierra hasta por cuatro años.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, firmó el decreto, junto al ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado.

La declaratoria de emergencia nacional va a permitir que se puedan utilizar dineros del Sistema Fitosanitario del Estado para luchar con todas las prevenciones que eviten que el fusarium entre.

El cultivo del banano produce 40 mil empleos directos y 100 mil indirectos, en un total de 43 mil hectáreas. Por esos números es que se vuelve fundamental proteger la producción.

“El banano de Costa Rica debe ser tratado con mucho respeto a nivel internacional porque es de gran calidad. Estamos dispuestos a hacer todo lo posible por ayudar al sector, ya que es un motor fundamental de la economía nacional al exportar el 15% de la producción mundial anual”, dijo el presidente Alvarado.

El decreto se firmó es miércoles 1° de julio. Foto: Eduardo Vega.
El decreto se firmó es miércoles 1° de julio. Foto: Eduardo Vega.

El ministro de Agricultura recordó que si bien el fatal hongo no ha llegado al país, lo tenemos a mil kilómetros y por eso hay que estar muy alertas.

La firma del decreto se hizo en las instalaciones Corporación Bananera Nacional (CORBANA).

El fusarium está presente en Asia, Mozambique, Australia y Medio Oriente, en países donde se ha reportado afectación de hasta 85% de las plantaciones. Y en agosto de 2019, se reportó la presencia del hongo en Colombia.