Karen Fernández.5 julio
Jossimar Cruz Martínez de Upala aprovechó para compartir con las mascotas en la feria informativa en el hospital de niños
Jossimar Cruz Martínez de Upala aprovechó para compartir con las mascotas en la feria informativa en el hospital de niños

En los primeros cinco meses del año, en el hospital de Niños se atendieron 99 casos por mordeduras de perros, es decir, 16,5 pacientes al mes.

Estas cifras encendieron las alarmas porque de seguir a este ritmo, se incrementarían considerablemente las emergencias de este tipo y solo estamos hablando del centro médico de los más chiquitines, pues los datos no incluyen números de otros centros médicos del país.

152 niños mordidos por perros en el 2018 fueron atendidos en el hospital de Niños

Ante este aumento el hospi, Senasa y el PANI lanzaron una campaña para que niños y padres sepan cómo evitar más mordeduras. Acá le contamos ocho claves para lograrlo.

  • 1-Nunca deje al niño solo con el perro.
  • 2-No acaricie perros desconocidos.
  • 3-No molestar o asustar al perro, sobre todo cuando está comiendo o amarrado. Menos cuando está con sus cachorros o algún juguete. Tampoco cuando esté durmiendo o enfermo, dentro de un carro o a través de las verjas de una casa.
Quédese quieto como una estatua cuando un perro se le acerca para que él lo huela. Foto: Karen Fernández
Quédese quieto como una estatua cuando un perro se le acerca para que él lo huela. Foto: Karen Fernández
  • 4-No acercarse cuando esté enojado o asustado. Si está enojado el perro mostrará los dientes, tendrá la cola parada, ladrido histérico y el pelo del lomo erizado. Cuando está con miedo, tiene la cola entre las patas, las orejas caídas, está como agachado y tratará de huir.
  • 5-No se mueva cuando el perro se acerca sin correa. Quedarse como estatua y si está en el suelo, colocarse como una piedra. Mantenga los deditos pegados uno al otro para que no le muerdan un dedo.
Si está en el suelo acuéstese y quédese en esta posición protegiendo el rostro hasta que el perro se vaya. Foto: Karen Fernández
Si está en el suelo acuéstese y quédese en esta posición protegiendo el rostro hasta que el perro se vaya. Foto: Karen Fernández
  • 6-Acérquesele con cuidado si anda con correa. Pida permiso a su dueño antes de tocarlo, deje que él huela al niño. Si lo va a tocar, hágalo por la cabeza o el lomo, nunca por la cola.
  • 7-No vea nunca el perro a los ojos.
  • 8-Si ya lo mordió el perro, si es leve y solo quedó la marca de los dientes, lave la herida con agua y jabón y vaya al centro médico para que le den un antibiótico. Si la herida es con desprendimiento de la piel, envuélvala con una sábana limpia y llame al 911.

La doctora Cinthya Mora, jefa de cirugía reconstructiva del centro médico indicó que las lesiones en menores de cinco años se presentan principalmente en cara y cuello, mientras que en niños mayores se dan más en las extremidades.

“Dos de los menores atendidos debieron ir a cirugía y lamentablemente una niña de once meses murió producto de las lesiones sufridas”, agregó Mora.

Cuide a los peluditos

Pero para prevenir que nuestros peluditos ataquen a los niños de la casa debemos tener varios cuidados con ellos, el veterinario Gerardo Carmona nos da estos bolados:

  • Se debe velar por la salud de la mascota, si algo le duele el perro no tiene cómo decirlo, por eso debe llevarlo al veterinario periódicamete para asegurarse que esté bien.
  • Darle comida y agua diariamente.
  • Que el espacio donde esté no le provoque estrés, por lo tanto no tenerlo amarrado bajo el sol y la lluvia, que hace que se altere su comportamiento.
  • Dedique tiempo para jugar con el perro o sacarlo a pasear.

La campaña estará disponible en la página www.evitemordeduras.com