Shirley Sandí.Hace 5 días
Laura Díaz es oxígenodependiente y aseguró que la Compañía Nacional de Fuerza y Luz quería cortarle la luz. Foto: Shirley Sandí
Laura Díaz es oxígenodependiente y aseguró que la Compañía Nacional de Fuerza y Luz quería cortarle la luz. Foto: Shirley Sandí

Laura Díaz ahora podrá estar más tranquila pues ya no debe un cuentón de luz debido a su máquina de oxígeno, la cual le permite vivir, pero que también hace que el recibo de ese servicio se vaya por las nubes.

La Sala Cuarta le ordenó, el pasado 8 de marzo, a la Compañía Nacional de Fuerza y Luz y al IMAS asumir el costo del recibo de luz de dos personas oxígenodependientes que viven en pobreza extrema (una de ellas es doña Laura), quienes habían denunciado que les iban a cortar el servicio por falta de pago.

El IMAS informó que el viernes anterior acataron la orden y pagaron la totalidad de las deudas. Los montos cancelados fueron: ₡6,342,265.00 para el caso de una señora vecina de Tres Ríos, quien reportaba facturas vencidas desde el año 2012 y ₡257,300.00 correspondientes a recibos desde el 2018 de doña Laura, vecina de Desamparados.

“No sabía que ya habían cancelado, eso me da mucha paz”, aseguró doña Laura.

"Podemos garantizar que este consumo adicional de electricidad en el hogar, generado por los equipos que les permiten mantenerse con vida, estarán también cubiertos con los recursos del instituto”, aseguró Juan Luis Bermúdez, ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social.

Además, agregó que están coordinando con la CNFL y otros operadores eléctricos para establecer los mecanismos que permitan detectar estos casos.

No obstante, otros pacientes en las mismas condiciones aseguran que han solicitado ayuda de este tipo porque no pueden pagar y lo que les dicen en Fuerza y Luz es que van a hacer un estudio.

Esto le está ocurriendo a doña María Julia Morales, vecina de León XIII.

“Nosotros pagamos ¢95.000 de un arreglo de pago más en el monto del recibo, ya la plata no nos alcanza, mi mamá lo que recibe es una pensión de ¢80.000 y yo estoy con una licencia por cuido de persona con enfermedad terminal”, denunció su hija Indira Cambronero.

María Julia Morales, vecina de León XIII, ha solicitado ayuda a la CNFL, pero no ha obtenido respuesta. Fotos Melissa Fernández
María Julia Morales, vecina de León XIII, ha solicitado ayuda a la CNFL, pero no ha obtenido respuesta. Fotos Melissa Fernández