Nacional

Ingeniero: “Lo que usan para el mantenimiento de la ruta 27 es un caldo de pollo”

LanammeUCR confirma que las radiales de la ruta San José-Caldera están pa’l tigre desde que las construyeron en el 2013

“Al principio de la construcción de la ruta 27 todo lo hicieron muy bien, ¿y por qué lo hicieron tan bien?, porque sabían que eso les ahorraría trabajo y dinero cuando entrara en funcionamiento (en el 2010).

“Hoy día las labores de mantenimiento son muy básicas, son trabajos que no frenan el deterioro, lo que usan en la Ruta 27 para el mantenimiento de la calzada es un caldo de pollo. Son (la concesionaria que al principio se llamó Globalvia y ahora se llama Ruta 27) muy reactivos, tienen muy poca prevención y por eso el deterioro es muy acelerado”.

Los dos párrafos anteriores son parte de la conversación que tuvimos con el ingeniero Roy Barrantes, del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (LanammeUCR), luego de que el viernes 26 de noviembre se presentaran los resultados de la evaluación anual del desempeño del proyecto en concesión San José-Caldera, Ruta Nacional 27.

Ese informe tiene estudios hechos entre julio del 2020 y junio del 2021.

LanammeUCR hace estos estudios, de la 27, todos los años desde el 2010, mientras que de las cuatro radiales, desde el 2013 (Coyol, de 4,1 km; Turrucares, de 147 metros; Atenas, de 3,7 km y Escobal, de 525 metros).

Dentro de los análisis están el de la capacidad estructural, que analiza cómo soporta el pavimento las cargas, o sea, que si pasa un camión muy grande, el suelo no se desborone.

También hay un análisis funcional, o sea, revisar que el pavimento no esté muy irregular, que es lo mismo a que su carrito no le brinque mucho cuando pase por ahí.

Barrantes asegura que en lo funcional y estructural de los 77 kilómetros entre San José y Caldera hay muy buena calidad, sin embargo, hay algunas partes, que no son pequeñas, sobre todo en las radiales, en las cuales el asunto pasa de castaño a oscuro, porque hay muchos problemas.

“Sí hay atención (por parte de la concesionaria) de los deterioros, pero son básicos, lo hacen así porque se ahorran dinero al no hacer mantenimientos más profundos. Lo que a uno le preocupa es que no podemos olvidar que esta carretera vuelve a manos del Estado en 12 años y Ruta 27 (la empresa consecionaria) debe entregarla exactamente igual que como la recibió, con calidad de nueva… eso no está sucediendo hoy día”, advierte el ingeniero de LanammeUCR.

Gran preocupación

En el informe hay una gran preocupación por un pedazo muy resbalozo de carretera, son como ocho o nueve kilómetros entre los kilómetros 68 y 76, en ambos sentidos.

Cuando hay un accidente de tránsito se analizan tres cosas: el factor humano, eso tiene que ver en analizar si el chofer iba tomado, si se durmió, entre otras cosas; el factor mecánico, si fallaron los frenos, una rótula, se estalló una llanta, entre otros y el estado de la carretera.

“¿Qué es lo que pasa?, como quien atiende una carretera no tiene control del vehículo ni del conductor, tiene que mantener una carretera que perdone, así se le llama, que si el vehículo no está bien y falla, que si el conductor se distrajo por algo, o se duerma, la carretera debe ser totalmente segura, con buen pavimento, buena señalización, iluminación, para que permita lo que se llama una segunda oportunidad. En esos kilómetros no se están cumpliendo ni con los mínimos internacionales”, asegura el ingeniero.

Barrantes asegura que las cuatro radiales también presentas broncas.

“El problema es que están mal desde que las hicieron y ahora están muy resbalosas y los carros brincan mucho al pasar, necesitan atención urgente para ayer, pero no les están haciendo nada. Ajustamos ya ocho informes (en Lanname-UCR) de decir lo mismo y nada”, explica.

Los problemas de derrumbes también están presentes, sobre todo con taludes en los kilómetros 40 y 75, más cuando llueve o tiembla.

Hay problemas en la señalización horizontal y vertical. “Tanto las radiales, como la vía principal, deben contar con demarcación horizontal y señalamiento vertical en buen estado”, solicita el informe.

Empresa se sacude

La gente de Ruta 27 se sacudió por lo que dice el informe de Lanamme-UCR.

“El concesionario toma en consideración las observaciones de este organismo en el desarrollo de los planes de mantenimiento, ajustado a los estándares que están definidos en el contrato de concesión.

Enormes rocas cayeron por una ladera sobre la ruta 27 y arrasaron arbustos y parte del murio de gaviones. Foto: suministrada por Reiner Montero.

“Con el tema de los taludes, para todos ellos, Ruta 27 ya ha completado los estudios geológicos-geotécnicos y el diseño de las soluciones requeridas. Ejemplo de ello son las importantes obras de mejoramiento acometidas este año entre los kilómetros 37 y 38, en cuanto a los otros puntos mencionados en el informe, Ruta 27 está a la espera de la expropiación de los terrenos necesarios para poder acometer las obras de mejoramiento, labor que se está llevando de manera conjunta con el CNC (Consejo Nacional de Concesiones).

“Ruta 27 desarrolla un programa de mantenimiento preventivo durante el año y de manera permanente a lo largo de toda la vía, destinando inversiones directas que rondan los 20 millones de dólares al año”, argumentó la empresa.

Eduardo Vega

Periodista. Bachiller en Análisis de Sistemas de Información. Egresado del posgrado en Comunicación de la UCR. Miembro activo de la Federación de Periodistas Deportivos de América y miembro activo de la Asociación Internacional de Prensa Deportiva.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.