Yenci Aguilar Arroyo.28 mayo, 2019
Irma disfrutó a lo grande su fiesta, acompañada de su familia y amigos. Cortesía.
Irma disfrutó a lo grande su fiesta, acompañada de su familia y amigos. Cortesía.

Doña Irma Arrieta llegó a los 100 añitos y se los celebraron a ritmo de charleston en el Hogar de Ancianos Alfredo y Delia González, ubicado en Flores, Heredia.

Para su festejo, doña Irma pidió una fiesta al mejor estilo de los años 20 del siglo pasado y en el hogar no dudaron en complacerla. Desde temprano se dispusieron a maquillarla y vestirla para la ocasión. Lució un traje blanco con accesorios negros, propios de la época que más le gusta.

Todos los participantes se apuntaron con la temática y disfrutaron a lo grande, hasta un baile le organizaron un grupo de compañeras en su honor.

Doña Irmita estuvo acompañada de sus familiares y de los 77 adultos mayores que conviven con ella en este lugar.

La pachanga se inició a las 10 a.m. y en medio de su celebración, la cumpleañera comentó que afortunadamente, ha vivido la vida como la soñó.

“Lo mejor de mi vida han sido mis cuatro hijos y mis seis nietos. Cada día lo disfruto al máximo y estoy muy contenta de llegar a esta edad, recordando muchas experiencias y sabiendo que he reído mucho”, dijo.

Su cuidadora en el hogar, Cynthia Aguilar, comentó que doña Irma llegó al hogar hace 3 años.

“Le gusta comer de todo y es supervanidosa. Le gusta que la chineen y está muy lúcida, es una persona muy alegre. Vive la vida plenamente y estamos felices de tenerla con nosotros”, comentó.