Rocío Sandí.16 septiembre, 2020

La isla Bejuco, en el golfo de Nicoya, se está convirtiendo dolorosamente en una “cárcel de perros” porque allí los están yendo a dejar abandonados.

Para sobrevivir, los zaguates, nueve machos y una hembra, han estado atacando a otros animales y prácticamente viven en estado salvaje.

Varios voluntarios visitaron isla Bejuco para revisar a los perros. Foto: Cortesía de Julia Rojas.
Varios voluntarios visitaron isla Bejuco para revisar a los perros. Foto: Cortesía de Julia Rojas.

En ese pedacito de tierra la única persona que habita es un cuidador de fincas que cuando puede les da algo de comida y agua, pero la mayor parte del tiempo los peluditos tienen que cazar para sobrevivir.

Allan Barrios, quien vive en isla Venado, visita la vecina isla Bejuco ya que está pendiente de estos perros. Él dice que con la pandemia se ha agravado el problema porque los abandonos se hicieron más frecuentes.

“Están pasando hambre, por eso están todos flacos, matan mapaches, armadillos, iguanas, pájaros, osos hormigueros y todo lo que se encuentren para alimentarse. Es pura sobrevivencia”, contó.

Julia Rojas, quien es sicóloga y rescatista, está al tanto de esta situación y busca cómo sacar a los pobres animales de esa pesadilla.

“Ya hicimos visitas a isla Bejuco y a los perros les hicimos pruebas para detectar enfermedades como ehrlichia y distemper y dieron negativas, eso es muy bueno ya que podremos castrarlos”, contó.

El plan es regresar a operarlos para evitar que se reproduzcan en un ambiente que no es apropiado para ellos.

Julia sí detalló que los animales están muy desnutridos, “casi que en los huesos”.

“La idea es sacarlos de ese lugar, pero tenemos que buscar personas que puedan adoptarlos y que tengan las condiciones ideales. No podemos sacarlos de la isla y tenerlos en la jaula de una veterinaria seis meses mientras aparece alguien que les dé una casa porque sería un cambio muy fuerte de rutina, ellos están acostumbrados a estar en libertad”, explicó.

Los perros cazan animales salvajes para sobrevivir. Foto: Cortesía de Julia Rojas.
Los perros cazan animales salvajes para sobrevivir. Foto: Cortesía de Julia Rojas.
Otro caso

La rescatista agregó que en la otra isla, en Venado, los perros están enfermos y necesitan tratarlos.

"Encontramos animales con una tos rara y hay que ponerlos en control, además, vamos a enseñarles a los vecinos a hacer jabones con madero negro, que se consigue ahí en la isla y ayuda a controlar las garrapatas porque esa plaga es muy dañina.

Los animalitos están desnutridos por la falta de comida y agua. Foto: Cortesía de Julia Rojas.
Los animalitos están desnutridos por la falta de comida y agua. Foto: Cortesía de Julia Rojas.

Aquí tienen registrados al menos 200 animales entre perros y gatos y en isla Chira hay 142 perros y 27 gatos.

Allan Barrios detalló: “Muchos de los perros que hay en Venado están castrados y el próximo mes tendremos la visita de especialistas que castrarán y atenderán las mascotas enfermas. La Asociación Catrix y un señor, que se llama Mario Zamora, nos están ayudando muchísimo, nos mandan alimento y hacen visitas”.

Barrios asegura que las personas que viven ahí tratan de cuidar a los peluditos y cada vez que aparece uno nuevo alguien se lo lleva a la casa para alimentarlo.

La idea es castrarlos lo antes posible. Foto: Cortesía de Julia Rojas.
La idea es castrarlos lo antes posible. Foto: Cortesía de Julia Rojas.

"En estos lugares la gente vive de la pesca, venden sus productos en pescaderías de aquí o si pueden los llevan hasta Puntarenas, pero por todo lo del covid-19, el precio del pescado está por los suelos y a veces la gente no tiene ni para comprar comida para la familia, menos para los perros.

“Somos conscientes de que muchas de estas personas desean el bienestar, no les gusta verlos sufrir, pero no tienen los recursos suficientes para darles la atención que necesitan”, agregó el lugareño

La idea es ir pronto a otra isla, a Chira, para atender a las mascotas, ver si tienen enfermedades y castrar a la mayor cantidad posible.

Barrios dice que debido a los problemas económicos que se viven en estas islas, los pobladores están tratando de incursionar, con la ayuda de la Cámara Nacional de Turismo, en el sector turístico.

“Algunos pescadores con mucho esfuerzo ya han hecho hasta cabinitas con el fin de que vengan turistas y así tener nuevos ingresos. 98 de cada 100 personas de isla Venado viven de la pesca, pero la situación se está volviendo insostenible, por eso estamos buscando nuevas oportunidades”, aseguró.

Si usted quiere ayudar a estos animales puede contactar a Julia Rojas de la Asociación Catrix al teléfono 8992-6914, ella es quien coordina las visitas a las islas para llevar ayuda a los peluditos.