Bella Flor Calderón.29 enero, 2018
El escritor, a sus 90 años, sigue escribiendo desde su máquina de escribir Foto: Bella Flor Calderón
El escritor, a sus 90 años, sigue escribiendo desde su máquina de escribir Foto: Bella Flor Calderón

El escritor José León Sánchez no cabía de la felicidad este lunes porque el premio que esperó toda una vida, por sus obras literarias, al final llegó.

Luego de superar una vida llena de dramas, algunos de los cuales inspiraron su famosa obra "La isla de los hombres solos", recibió el Premio Nacional de Cultura Magón 2017.

Podríamos decir que este galardón se empezó a "escribir" hace casi 68 años, el 13 de mayo de 1950, cuando un grupo de hombres se metió a la basílica de Los Ángeles a robarse las joyas de la Negrita.

Aunque siempre defendió su inocencia, Sánchez fue enjuiciado y condenado a 45 años por ese crimen, de los cuales cumplió 30.

Cuando entró a la cárcel no sabía leer ni escribir, pero en la isla de San Lucas inició con un legado de más de 27 obras que lo convierten en uno de los autores más importantes del país y un referente de la literatura latinoamericana. Y todo llega a este lunes cuando recibió el Magón.

La Universidad Nacional tiene una colección de 12 mil libros que León les donó y que había acumulado durante 30 años de carrera literaria.
Un mejor recuerdo

Este lunes estuvo lleno de llamadas y abrazos de quienes fueron testigos de sus años de sufrimiento y lucha por superar una sombra negra que lo ha perseguido por décadas. Con este premio puede lograr que lo recuerden como él lo soñaba: como un gran escritor.

Entre ellos estuvo Gerardo Rojas Solano, el abogado responsable de que León demostrara en 1999, en la Sala III, que su juicio tuvo errores, logrando así que se le absolviera de toda culpa por el robo de la Negrita.

"Es parte de lo que merece José León, el premio es apenas para que él comience a recoger lo que ha cosechado", aseguró Rojas emocionado por esta noticia.

El abogado Gerardo Rojas Solano llegó este lunes a la casa de León Sánchez a celebrar otra victoria de su cliente y amigo. Foto: Bella Flor Calderón
El abogado Gerardo Rojas Solano llegó este lunes a la casa de León Sánchez a celebrar otra victoria de su cliente y amigo. Foto: Bella Flor Calderón

Universidades, tanto de Costa Rica como de México, no dejaron de llamarlo para unirse a la felicitación.

Los mexicanos le reconocen desde hace muchos años la creación de la novela Tenochtitlan, una historia que narra la última batalla de los aztecas y que se realizó gracias a las becas que obtuvo para estudiar en ese país, en donde lo consideran un genio, aunque él se describe como un modesto escritor.

"Este momento es para dar gracias a todos aquellos que me apoyaron, especialmente al pueblo mexicano que me acogió hace tantos años. Cuando llegué ahí muerto de hambre la Universidad Autónoma de México me extendió la mano", comentó el galardonado.

Pero también asegura que él está muy agradecido con la Universidad de Costa Rica y la Universidad Nacional, en esta última da clases y espera que de ahí salga el próximo gran autor de este país.

"Esto me llena mucho el corazón, compartir este momento que estoy viviendo con ellos", contó.

Por ahora él sigue escribiendo en su inseparable máquina de escribir y lucha por asumir una silla en la Asamblea Legislativa con el partido Patria, Igualdad y Democracia (PID). Además, tiene planeados sus próximos 10 años.

"Yo voy a vivir hasta los 100 años, los próximos cuatro los trabajaré en la Asamblea luchando por las mujeres y los que están en las cárceles. Cuando termine ese trabajo volveré a escribir", aseguró.

El autor nos adelantó que está trabajando un libro sobre el "Quipu", que prueba que en la cultura muisca de Talamanca habían libros y que los indígenas tenían su propio sistema de lectura y escritura.

Su pasión por los libros hace que lea hasta cuatro cada semana, recuerda que hace treinta años pagó por el primero, uno que necesitaba para sus estudios universitarios y le costó unos ¢10. Ahora lamenta que los padres ya no motiven a sus hijos a leer.

"Si me piden una recomendación creo que los niños deberían estar leyendo Mamita Yunai, Mi Madrina y Marcos Ramírez".

León aseguró que estos libros de Carlos Luis Fallas y El Principito de Antoine de Saint-Exupéry son una buena fuente de inspiración, su respeto por otros autores no le permite recomendar sus propios libros en la entrevista, aunque los tiene en un estante de su oficina.

Premio a la música caribeña
A Wálter Ferguson se le entregó el premio de Patrimonio Cultural Inmaterial Emilia Prieto Tugores, el músico es considerado como el rey del calipso y máximo exponente nacional de ese género de música caribeña. El artista de 99 años nació en Guabito Panamá, pero se nacionalizo costarricense y vivió toda su niñez en Cahuita.