Karen Fernández.20 junio

Los jóvenes de entre 15 y 19 años, seguidos por los de 20 a 24 fueron los que más acudieron en busca de atención por depresión en el 2018, según estadísticas de la Dirección de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud.

Las jóvenes adolescentes son las que más presentan cuadros de depresión. Archivo.
Las jóvenes adolescentes son las que más presentan cuadros de depresión. Archivo.

Óscar Valverde, presidente del Colegio de Psicólogos aseguró que los jóvenes de ahora tienen una presión mayor por los niveles de incertidumbre que sus padres o abuelos no tuvieron, por ejemplo, antes los muchachos salían del colegio e inmediatamente conseguían trabajo, mientras que ahora ni aunque terminen la U, no hay garantía de conseguir brete.

“En temas de salud mental tenemos que trabajar desde la niñez, no esperar hasta la adolescencia. Enseñarles a desarrollar habilidades para enfrentar los desafíos de la vida. Lo que pasa ahorita es que hay muchas presiones para las cuales no estamos preparados”, agregó Valverde.

Los jóvenes tienen preocupaciones, frustraciones, sensaciones de impotencia y si no los escuchamos, es decirles ‘usted se siente así por culpa suya’, por lo que hay que brindarles servicios de atención mental.

“La exposición de 24 horas y los siete días de la semana a las redes sociales donde se les ridiculiza sí es muy peligroso para los jóvenes”, Óscar Valverde, presidente del Colegio de Psicólogos.

En nuestro país, pareciera que las mujeres son las que más se deprimen, 50 por cada 100 mil habitantes, mientras que en los hombres son 33 en ese mismo rango, sin embargo, como las cifras son de las que llegaron a buscar ayuda, podría ser que es porque para ellas es más fácil admitirlo, que para un hombre al que se le crió diciéndole que siempre tenía que ser fuerte.

Si nos vamos a la ubicación geográfica en Chepe y Alajuela es donde hay más casos, mientras que los puertos como Limón y Puntarenas es donde hay menos, pero no porque no tengan preocupaciones, sino que puede que haya menos profesionales que los atienden.

Ante este panorama, el Colegio lanzó la campaña “Una canción que no te anima”, en cuya letra se reúnen muchas de las frases que decimos los ticos a los amigos o familiares que atraviesan dicha condición y que no ayudan en nada y más bien aumentan el sentimiento de debilidad.

La canción fue escrita por el cantautor nacional Tato Quesada de 26 años, quien pasó por una depresión que comenzó hace seis años, cuando estaba terminando la U, comenzando a trabajar y en medio de una ruptura amorosa, lo que se juntó para generarle mucho estrés y pese a que luego estabilizó su vida, seguía triste.

"Una canción que no te anima" de Tato Quesada lucha contra la depresión

“Cuando les comenté a mis allegados que creía estar deprimido, la respuesta fue, usted tiene salud, tiene trabajo, le va bien, está joven, ¿qué le pasa? me sentí un poco culpable y decidí callarme. Conocí otra gente deprimida y una amiga me aconsejó ir al psicólogo y lo hice por probar, pero me arrepiento de no haber ido antes”, comentó Quesada.

Comparta la canción que está en el “feis” del Colegio de Profesionales en Psicología de Costa Rica y de Tato Quesada.