Karen Fernández.15 marzo

La Junta de Protección Social (JPS) anunció que a partir de este 16 de marzo abrirá la recepción de solicitudes para que dos empresas nacionales o extranjeras debidamente constituidas ofrezcan sus servicios para diferentes categorías de juegos, entre las que destacan las apuestas deportivas.

Las apuestas de toda índole podrán desarrollarse de manera legal en el país bajo supervisión de la JPS. Foto Jorge Navarro
Las apuestas de toda índole podrán desarrollarse de manera legal en el país bajo supervisión de la JPS. Foto Jorge Navarro

Podrán pulsear el chance empresas nacionales o de fuera que le quieran entrar al negocio en el que la JPS se dejará el 70% de la utilidad bruta y la compañía el 30%. En el caso de Lotto será 80% - 20%; para el Pick3 75% - 25% y en Nuevos tiempos 65% - 35%.

Las apuestas abarcarán un campo amplio y se podrá pulsear plata, por ejemplo, tratando de acertar quién será el próximo presidente de la República. Pero la empresa encargada podrá plantear las que desee (cuál equipo ganará el clásico, quién vencerá en una pelea, etc).

Habría también juegos que podrían ser como una raspadita digital o cualquier otro que exista en otros países y esté certificado como que sí ofrece la oportunidad de ganar.

A ver cómo anda

Todo esto forma parte de un plan piloto que arrancaría en junio de este año y se mantendría doce meses. Al cabo de ese tiempo se evaluarán los resultados.

La idea es ampliar la variedad de juegos para atraer a quienes no son jugadores de lotería o de tiempos, pero sí fiebrazos de los deportes.

Las empresas que quieran participar por los dos cupos que habrá por las tres categorías deberán pagar una cuota de $200.000 (¢122,5 millones) como licencia en el caso de la lotería electrónica (Lotto, Pick3 --actual Tres monazos-- y Nuevos tiempos) y apuestas. Es un único pago por este periodo de plan piloto.

En el caso de las interesadas en explotar los juegos electrónicos, como la raspadita digital, la cuota será de $100.000 (¢61,2 millones).

También deberán hacer un depósito de garantía de $250.000 (¢153,2 millones), por aquello de que incumplan y entonces la JPS pueda recurrir a esa plata para pagar a los ganadores.

Los juegos estarán disponibles por medio de internet bajo la supervisión de la Junta.

Multas si no cumplen

La responsabilidad de los premios la tendrán las empresas a las cuales la JPS haya dado el permiso para trabajar, de no cumplir se exponen a una multa que equivale a la mitad del premio que no haya cancelado al ganador.

La Junta aclaró que todos los juegos impresos que hay actualmente se mantienen, para tranquilidad de los vendedores de lotería que seguirán teniendo brete.

La JPS prueba suerte con nuevas formas de garantizarse los recursos para seguir con su trabajo de beneficencia. La pandemia ha golpeado a la institución, como a todo el país.

Las empresas interesadas pero que tengan dudas, podrán ponerse en contacto con la junta para participar de los seminarios informativos o mandar sus consultas a concesiones@jps.go.cr