Karen Fernández.10 agosto, 2019
Kike de Heredia sigue sirviendo al Señor ahora más profesionalmente desde las cárceles y hospitales. Foto: Mayela López
Kike de Heredia sigue sirviendo al Señor ahora más profesionalmente desde las cárceles y hospitales. Foto: Mayela López

Carlos Enrique Rodríguez, mejor conocido como Kike de Heredia, sigue sumando títulos ya que recientemente se graduó de misionero internacional, curso que llevó en Cali, Colombia, en julio de este año.

El músico nos contó que ahora puede servir como misionero en cualquiera de los 128 países integrados a la Organización de Estados Americanos (OEA). Incluso, si se topara con un accidente en carretera podría indicarle a los oficiales que custodian la escena que le permitan orar por el accidentado (casos muy graves), para que su alma se vaya en paz u orar por un milagro.

Para lograr el permiso, tan solo necesita mostrar sus credenciales a los oficiales.

“Cuando le conté al coronel Miguel Parra mis atestados para participar por una beca, él se sorprendió porque por lo general quienes las solicitan son personas que lo perdieron todo, pero yo renunciara a toda mi fama y lo que ganaba para servirle a Él, por voluntad y convicción y eso no es común”, contó el trompetista.

Aunque Kike ya visitaba hogares de ancianos, hospitales y cárceles para llevar el mensaje de Dios, ahora cuenta con un título que lo respalde.

“Lo saqué porque era como un entrenador de fútbol sin licencia, así que ahora ya tengo licencia para ir a cárceles, hospitales, y ese tipo de lugares. Además estoy llevando un curso sobre la drogadicción y me estoy preparando en muchas áreas para ayudar a otros. Sigo orándole a Dios y confiando en Él en todo lo que emprendo”, agregó Kike.

El músico aprendió que el misionero tiene que tener los tres principios de Jesucristo: 1-amar a Dios por sobre todas las cosas, 2-amar al prójimo y 3-saber que Jesús dijo que él vino a servir y no a ser servido.

“Cuando uno se gradúa lo primero que le enseñan es Dios, patria y humanidad, esos son los tres principios de un misionero”, explicó el músico.

Kike agradece al apóstol Santiago Rojas, quien le brindó el hospedaje durante ese mes y también lo recibirá en marzo próximo cuando regrese a cursar el de capitán misionero.

Kike de Heredia se graduó como capellán internacional el 29 de julio del 2019. Foto: Cortesía.
Kike de Heredia se graduó como capellán internacional el 29 de julio del 2019. Foto: Cortesía.

Recordó que antes de partir a prepararse fue a visitar a Erick Marín en el Hospital México para orar por él, pero reconoció que tuvo que hacer un gran trámite burocrático para lograrlo, pero ahora con este título puede entrar sin tantos problemas.

Otro proyecto con el que espera estrenar sus credenciales es con los conciertos en las cárceles Vilma Curling (Buen Pastor) por el Día de la Madre y en La Reforma, así como en la de adultos mayores, en Liberia y Guápiles, pero está en espera de los permisos.

“Esto es un compromiso como misionero de Dios y aprovecho para predicar en cada actividad con el testimonio de vida de mi hijo”, amplió Rodríguez.

Así que si usted tiene un familiar enfermo en el hospital o en la cárcel y quiere que Kike lo visite, solo debe contactarlo al 8892-8892.