Rocío Sandí.10 abril

El estreñimiento crónico y la depresión repentina y sin causa, en pacientes mayores de 40 años, podrían ser señales de que una persona está en una etapa temprana del Parkinson.

Así lo informó la Caja con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Parkinson, que se celebra este domingo 11 de abril.

El Parkinson afecta sobre todo a personas mayores de 60 años. Foto: Shutterstock.
El Parkinson afecta sobre todo a personas mayores de 60 años. Foto: Shutterstock.

El doctor Rándall Pérez Rojas, jefe del servicio de Neurología del hospital Calderón Guardia, pide a la población estar alerta ante las señales que da el cuerpo, para acudir lo antes posible al médico.

El especialista comentó que ese padecimiento se ubica entre las enfermedades del trastorno del movimiento humano y es la principal causa degenerativa a nivel mundial. Una de cada 100 personas mayores de 60 puede llegar a desarrollarla.

Otra de las señales tempranas del Parkinson es que cuando la persona que lo padece se duerme profundamente, comienza a gritar y a mover las extremidades fuertemente de manera repentina. También es común la disminución del parpadeo cuando se tiene la vista fija y movimientos extraños en los ojos.

La segunda fase del padecimiento es conocida como la etapa motora y en ella se presenta el famoso temblor de extremidades, siendo el síntoma más característico el movimiento constante de solamente una mitad del cuerpo. Además, el paciente se hace más lento, tarda más en bañarse, en comer, en pensar y por más esfuerzo que realice para agilizar o mejorar este proceso, no le es posible.

El control de la enfermedad es fundamental para llevar una vida mejor. Foto: Grupo Nación.
El control de la enfermedad es fundamental para llevar una vida mejor. Foto: Grupo Nación.

Estas personas también comienzan a presentar desequilibrio, lo que las lleva a sufrir caídas. Como último síntoma de esta etapa, se presenta la rigidez de las extremidades, por eso el movimiento normal se torna más difícil, presentando dolor a nivel lumbar o cervical.

El especialista dijo que, aunque la enfermedad normalmente se presenta a partir de los 60 años, no se debe descartar que se pueda dar, muy esporádicamente, a partir de los 40.

No se hereda

El doctor Pérez aclaró que el Parkinson no es hereditario, cualquier persona puede padecerlo y en una minoría de casos correspondería a un factor genético por el diagnóstico de varias personas en la familia.

El médico comentó que, si bien no es una enfermedad terminal, la persona diagnosticada va perdiendo sus habilidades motoras y van apareciendo otros padecimientos que pueden llevarla a estar en cama, incluso puede sufrir infecciones, úlceras, trombosis venosa profunda, entre otras.

Las personas con Parkinson se van haciendo más lentas. Foto: Alonso Tenorio.
Las personas con Parkinson se van haciendo más lentas. Foto: Alonso Tenorio.

Existe un mito de que el Parkinson y el Alzheimer son la misma enfermedad o que si se padece una, inmediatamente le va a dar la otra, pero el neurólogo recalca que la genética de las enfermedades es completamente diferente.

Lamentablemente el Parkinson no es prevenible ya que se encuentra establecido en el código genético de la persona, aunque el especialista recalcó que se ha logrado determinar que ante golpes fuertes en la cabeza se tiene mayor riesgo de padecer esta enfermedad, un ejemplo son los boxeadores que han tenido traumatismos por golpes repetitivos en la cabeza.

Los pacientes con esa enfermedad necesitan cuidados especiales, medicamentos de primera línea para controlar los síntomas, alimentación balanceada sin exceso de proteínas, ejercicios que simulen el proceso de una bicicleta y caminatas para mejorar los síntomas como temblores y la inestabilidad al estar de pie.

El especialista enfatizó que si alguna presenta alguno de estos síntomas, debe ir lo antes posible a hacerse un chequeo médico para confirmar si tiene Parkinson y empezar el tratamiento lo antes posible.

Randall Pérez, médico: “Cuanto más activa sea una persona, más va a evitar la rigidez de las diversas partes del cuerpo”.