Por: Bella Flor Calderón.   13 marzo
Pacientes de endometriosis se tirarán a la calle a reclamar su derecho a un tratamiento adecuado. Foto: Cortesía: AENDOCR
Pacientes de endometriosis se tirarán a la calle a reclamar su derecho a un tratamiento adecuado. Foto: Cortesía: AENDOCR

Cansadas de sentirse ignoradas por los médicos, un grupo de mujeres se organizó y creó la Asociación Costarricense de Endometriosis (AENDOCR).

Este grupo busca dar apoyo a las mujeres que descubren que tienen esta enfermedad y este 24 de marzo tomarán la avenida segunda para protestar contra la Caja porque aseguran que no les dan la atención médica adecuada.

Saldrán a las 9:30 a.m. del parque de La Merced hacia la plaza de La Cultura, donde tendrán clases de zumba, música y puestos de información.

La endometriosis es una enfermedad que provoca que la membrana que cubre el útero crezca fuera de esta parte del cuerpo y se extienda a los demás órganos dejándolos "pegados".

La Endomarcha será el 24 de marzo, saldrá del parque de La Merced a las 9:30 a.m.

Según las cifras que maneja la asociación, una de cada diez mujeres padece esta enfermedad y en la mayoría de los casos es responsable de otras enfermedades que se desarrollan debido al dolor extremo que viven constantemente.

La confunden con dolores menstruales

Como sus síntomas se asocian a los dolores menstruales suelen ser ignorados por los médicos, pero si no se trata a tiempo puede poner en riesgo la vida de quienes la padecen, como el caso de Jéssica Calvo.

Calvo es una administradora de empresas de 39 años. Ella descubrió su enfermedad luego de que le explotara un ovario cuando tenía 33 años, a partir de ahí empezó una lucha por recibir la atención médica que necesita.

"Siempre sufrí mucho de dolores y nunca me supieron decir cuál era la causa, es un problema porque se sufre de intensos dolores durante 15 días al mes lo que hace muy difícil llevar una vida normal", contó Calvo.

Ella se mantiene con tratamiento en la Clínica del dolor y tiene invadida la vejiga, intestinos, el útero y llegó hasta su recto.

"El tejido puede subir hasta el cerebro, las mujeres que lo tienen en los pulmones sufren de sangrados por los ojos y la nariz", explicó Jéssica.

Con la asociación buscan que se incluya dentro de los exámenes preventivos la detección de esta enfermedad y así evitar que llegue a avanzar tanto como fue su caso.

Si desea más información o formar parte de AENDOCR puede escribir al correo aendocr@gmail.com o llamar al 8866-1194.