Franklin Arroyo.12 agosto

Annia Méndez Robles quedó boquiabierta y paralizada cuando recibió este viernes la llamada de La Teja para informarle que era la ganadora del premio del día.

Es la segunda vez que doña Annia es encuentra con la fortuna, gracias a La Teja, por lo que está muy agradecida.

Doña Annia ganó “¢200.000 en una tarjeta de regalo cortesía de La Teja para que se compre lo que quiera en cualquier establecimiento comercial y un premio por el mismo monto canjeable en Ópticas Münkel.

"Estaba con una nieta y mi hermana que venía entrando. No lo esperaba y me quedé en shock, pero reaccioné rápido. Todos los días la compro, pero a veces se me olvida activarla. A veces lo hago en las mañanas y el viernes lo hice casi a las cinco de la tarde. Me sorprendí”, comentó la ganadora.

Con la platica, doña Annia comprará mucha comidita y quizás se dé un chineo para el Día de las Madre. Ella dice que el festejo ya está montado, no solo por el premio, sino por sus tres hijos y tres nietos.

Doña Annia Méndez alza a la pequeña princesa, que es su nieta, Brianna Artavia. Foto: SUcursal GN.
Doña Annia Méndez alza a la pequeña princesa, que es su nieta, Brianna Artavia. Foto: SUcursal GN.

“Siempre me vienen a visitar y lo celebramos reunidos en familia”, explicó.

Además, dijo que sus lentes ya están pa’ l tigre y que el paquete óptico cortesía de Münkel le cayó de perlas.

Añadió que sus pasatiempos son ver La Teja, leer y observar algún programa de televisión, pero todo eso lo hace cuando ha finalizado las labores domésticas. Además, dice que cuida con mucho esmero y cariño a su pequeña nieta, Briana.

“El trabajo de la casa es el más duro, ningún suelo lo paga. Además cuido a mi mamá que es adulta mayor”, dijo.

Hace algunos años, doña Annia le ponía bonito como dependiente en una panadería y operaria, pero llegaron los nietos y decidió dedicarles el tiempo a ellos.

“Eso que dicen que los nietos se quieren más que los hijos es solo un dicho. Se quieren igual, lo que pasa es que uno tiene más tiempo y los disfruta más. Pienso que cada hijo y cada nieto son una bendición”, explicó.

Dice que a veces se sienta a ver un partido de fútbol con su hijo, pero que no le llama la atención, ni tampoco la política. “Por ejemplo, esa noticia que la diputada demandó a un doctor por lo que le dijo en Facebook, no le hice mucho caso. Cada uno tiene derecho a opinar y esa fue su decisión”, dijo.