Eduardo Vega.10 febrero

Desde hace como unos tres años se viene consolidando una amarga moda entre las parejas con hijos que se divorcian: meterle pensión a los abuelitos. Según abogados expertos en familia, este boom es ingrato, doloroso y una total injusticia que permite el Código de Familia.

Doña Amabilia tuvo que pagar pensión a su nieto como año y medio, la vio bien fea para poder comprar su jamita diaria. Foto Graciela Solís.
Doña Amabilia tuvo que pagar pensión a su nieto como año y medio, la vio bien fea para poder comprar su jamita diaria. Foto Graciela Solís.

En noviembre del 2017 nosotros le contamos del caso de doña Amabilia Granados, una linda abuelita de 75 años a quien una nuera le pegó una pensión porque su pareja, el hijo de la señora, no se hacía cargo económicamente de un hijo que tuvieron ambos.

“La pensión del régimen no contributivo no debería ser vista como fuente de ingresos, le alcanza a un adulto mayor apenas para cubrir lo mínimo”, Isela Corrales, directora programa gerontológico de Ageco.

A doña Amabilia le fue como un quebrado, tiene una pensioncita de 78 mil colones al mes y como la ley le aguantó el brinco a la nuera, a esta abue le comenzaron a rebajar ¢50 mil mensuales, lo que le dejaba solo 28 rojitos para vivir.

Y no fue cuento, la ley incluso permitió que un día, como nadie le había informado a doña Amabilia de la situación, llegara la policía a su casa y se la llevaran detenida por no pagar la pensión que le correspondía a su hijo.

La señora, con 73 años en ese momento, pasó varias horas detenida en la delegación policial de Concepción de Aserrí y le dejaron muy clarito que si no soltaba la harina (¢50 mil) pues la pasarían a la cárcel de mujeres el Buen Pastor. Por casi año y medio le rebajaron de su pensión la platica mensual para su nieto. Finalmente un abogado la defendió bien y logró quitarle ese pago.

Los abogados aseguran que los abuelos ya cumplieron criando a sus hijos y por eso solo en casos especiales deben hacerlo con los nietos. Fotos con fines ilustrativos / Mario Rojas
Los abogados aseguran que los abuelos ya cumplieron criando a sus hijos y por eso solo en casos especiales deben hacerlo con los nietos. Fotos con fines ilustrativos / Mario Rojas

De ahí pegamos un salto de dos años, pero casi que dejamos la mayoría de hechos sin tocar, porque hay un abuelo involucrado, una nuera, un cobro mensual y una bronca con la justicia que termina con el señor con una pensión y hasta la policía metida en el asunto.

En enero pasado, Raquel Maroto, expareja del músico Luigui Flores, protagonizó tremendo bejuco judicial por la plata mensual que él debía depositarle a ella mes a mes para la manutención de la hijo de ambos.

Willie Flores ahora tiene que hacerse cargo de la pensión alimentaria que dejó de pagar su hijo Luigi Flores. Tomada de Facebook.
Willie Flores ahora tiene que hacerse cargo de la pensión alimentaria que dejó de pagar su hijo Luigi Flores. Tomada de Facebook.

Luigi está en Estados Unidos y Raquel dice que no le manda ni un cinco, entonces ella se amparó en el artículo 169 del Código de Familia y comenzó un proceso legal para que el abuelo de la menor, Guillermo “Willie” Flores, dueño del grupo musical Taboga Band, se encargara de pagar la pensión.

Pero no solo él, ya que su esposa y abuelita de la niña, doña Ana María Solís, debe hacerse responsable de la mitad del pago.

“La deuda no es de ellos (de los abuelitos paternos del hijo que tienen Raquel y Luigi), pero la tienen que pagar por culpa de este irresponsable, así que van a tener que pagar cada mes por no llamarlo y exigirle que cumpla con su responsabilidad como papá”, es lo que dice Raquel para justificar el haber pegado la pensión a los abuelos, algo que incluso terminó con Willie detenido en medio de un concierto de su grupo por no haber depositado ¢125 mil correspondientes al salario escolar 2019.

Disfrutar de la vida después de mucho trabajar, es lo único que deberían hacer los viejitos, según los expertos en derecho familiar. Foto con fines ilustrativos / Residencias Verdeza
Disfrutar de la vida después de mucho trabajar, es lo único que deberían hacer los viejitos, según los expertos en derecho familiar. Foto con fines ilustrativos / Residencias Verdeza
78 mil colones es la pensión mensual del régimen no contributivo de la Caja.

Esos son solo dos casos, en años diferentes, que demuestran como la pensión a los abuelitos se han convertido en una moda furris que permite la ley.

Pero según el criterio de expertos abogados en problemas legales familiares, en muchos casos esta legislación está mal aplicada, lo que termina afectando a un abuelo que no debería asumir esa responsabilidad.

Se van por la fácil
Rodolfo Nassar, abogado experto en derecho familiar, piensa que hay gente que se va por la fácil y por eso le tiran el bejuco a los abuelos. Cortesía.
Rodolfo Nassar, abogado experto en derecho familiar, piensa que hay gente que se va por la fácil y por eso le tiran el bejuco a los abuelos. Cortesía.

El abogado Rodolfo Nassar, experto en derecho familiar, lo primero que hace es recordar que la posibilidad de que peguen a pensión a los abuelos no es nada nuevo, está en el Código de Familia desde 1974, al mismo tiempo acepta que a su criterio es una mala moda que se ha incrementado en los últimos tres años.

“El artículo ciento sesenta y nueve del Código de Familia aplica para los dos lados, tanto los nietos pueden meterle pensión a los abuelos como los abuelos a los nietos; sin embargo, en el tema hay mucha tela que cortar porque por estos días, después de una separación, algunas personas se están yendo por la vía fácil y ese no es el espíritu de la ley.

Artículo 169. En el Código de Familia el artículo 169 dice: Deben alimentos: 1.- Los cónyuges entre sí. 2.- Los padres a sus hijos menores o incapaces y los hijos a sus padres. 3.- Los hermanos a los hermanos menores o a los que presenten una discapacidad que les impida valerse por sí mismos; los abuelos a los nietos menores y a los que, por una discapacidad, no puedan valerse por sí mismos, cuando los parientes más inmediatos del alimentario antes señalado no puedan darles alimentos o en el tanto en que no puedan hacerlo; y los nietos y bisnietos, a los abuelos y bisabuelos en las mismas condiciones indicadas en este inciso.

“Digamos que jamás se debería pensar en los abuelos como los responsables de pagar mes a mes por un nieto, lo que debe darse es un trabajo fuerte y profundo por lograr que el papá del chiquito sea el que pague. Si no quiere, obligarlo, si no aparece, buscarlo, si se fue del país, rastrearlo… lo que está pasando es que el papá dice no y de una vez salen corriendo a meterle pensión a los abuelos y así no es el asunto”, afirmó Nassar.

“Eso es una cochinada”

Si hay un abogado en el país al que le hierve la sangre con este tema de los abues pegados a pensión es a Pedro Beirute, otro expertazo en derecho familiar, pero es que se pone chivísima porque no puede entender cómo en este país la ley permite que una persona de la tercera edad, que ya trabajó, que ya crió hijos, que debe estar disfrutando del descanso, sea golpeado tan salvajemente por un tema de pensión.

A Pedro Beirute el tema de pensión a los abuelitos le provoca un colerón de los once mil diablos. Foto tomada de Facebook.
A Pedro Beirute el tema de pensión a los abuelitos le provoca un colerón de los once mil diablos. Foto tomada de Facebook.

“Hay que reformar la ley inmediatamente, este maldita moda de meterle pensión a los abuelos es una cochinada que no debe existir. En el Código de Familia se habla de casos de excepción, en el caso de que el papá fallezca, que sufra un accidente muy fuerte y no pueda seguir trabajando, pero no por las cochinadas que lo están haciendo ahora.

“A mí me da demasiada cólera ver que son muchos los abuelitos que medio tienen para vivir y ahora deben pensar en la pensión de sus nietos. Señores diputados, por favor, cambien la ley, eliminen ese artículo ciento sesenta y nueve, no podemos seguir pisoteando así a los abuelos”, exigió Beirute.

Se le puede dar cacería internacional

Un tata irresponsable que no se hace cargo de mantener a su hijo y decide irse de Tiquicia para que no lo pesquen, perfectamente puede ser pegado a la pensión, incluso si vive en el extranjero, tal y como nos lo confirma el abogado especialista en derecho familiar y laboral, Kabul Ugalde.

Explica el abogado que todavía hay muchos compañeros suyos en todo el país que desconocen la existencia de una legislación bien robusta que sirve para darle cacería a un papá que anda escondiéndose fuera el país.

Kabul Ugalde recordó que hay una forma de obligar el pago aunque el tata haya jalado del país. Cortesía.
Kabul Ugalde recordó que hay una forma de obligar el pago aunque el tata haya jalado del país. Cortesía.

Desde el 23 de noviembre del 2007, en la conferencia de Derecho Internacional Privado, realizada en La Haya, Holanda, se firmó un convenio de cooperación de los países miembros (más de 100) en el cual se abrió la puerta de par en par para que un tata se haga responsable de su pensión.

“Se hacen los trámites en Costa Rica y se le solicita al país, si es parte del convenio, para que busque a esa persona, la detenga, le pida cuentas, le haga un inventario de lo que tiene (algunos vivazos jalan del país y afuera compran carrazo y hasta casa) y se informe hasta de lo que gana para un eventual aumento en la pensión que tiene que pagar.

“Ya no es como antes que había que quedarse quedito si un papá evadía su pensión viajando a Estados Unidos, por ejemplo. En verdad que es totalmente posible encontrarlo y ponerlo a pagar pensión e incluso deportarlo para que rinda cuentas en Costa Rica”, explicó Ugalde.

Ese convenio internacional tiene un puño de artículos y en el número 6, incisos b y c, los más de 100 países acordaron:

“B) ayudar a localizar al deudor o al acreedor; C) facilitar la obtención de información pertinente sobre los ingresos y, en caso necesario, sobre otras circunstancias económicas del deudor o del acreedor, incluida la localización de los bienes”.