Por: Marcelo Poltronieri.  14 marzo

Ángel Bonilla tiene 14 años, es estudiante de noveno año y aún no entiende muy bien por qué este será su último año en el Liceo de Costa Rica.

El menor tiene el síndrome de Asperger, situación que lo hizo sufrir de bullying cuando estuvo en sétimo año.

Por eso, cuando doña Adriana Soto, mamá de Ángel, vio en las noticias que el fallecimiento de Sebastián Díaz, niño que murió atropellado por el tren, podría haber estado relacionado con un caso de bullying, no lo pensó dos veces para tomar la decisión de cambiar a su hijo de colegio.

x12/03/2018 Doña Adriana Soto y Angel Bonilla estudiante del Liceo de Costa Rica, la mama esta por retirarlo del colegio por la falta de seguridad. Foto Alonso Tenorio
x12/03/2018 Doña Adriana Soto y Angel Bonilla estudiante del Liceo de Costa Rica, la mama esta por retirarlo del colegio por la falta de seguridad. Foto Alonso Tenorio

La Teja conversó con la mamá del estudiante, quien nos dijo que ya no hay marcha atrás con la decisión y que si saca a su hijo hasta diciembre es porque a los dos colegios donde lo quiere pasar solicitan tener noveno aprobado para ingresar.

Además, porque cree contraproducente cambiar a su hijo en un momento donde, al parecer, hay un ambiente tenso para los estudiantes de este colegio, precisamente por la fatalidad del menor.

"El problema es que mi hijo fue diagnosticado con el síndrome de Asperger y por ende algunas cosas no las entiende. A pesar de eso, esto (muerte de Sebastián) le ha afectado mucho porque él no entiende porqué ha pasado esto y porqué quieren agredir a los estudiantes del Liceo, por eso la mejor decisión es cambiar a mi hijo de colegio porque ahí (Liceo de Costa Rica) está peligrando", explicó doña Adriana Soto, mamá de Ángel Bonilla.

Lo que más le preocupa a la señora es que personas externas a la institución le quieran hacer daño a su hijo solo por el simple hecho de portar el uniforme del Liceo.

"En el grupo de los compañeros de él había un audio donde decían que donde los vieran los iban a golpear, hay una barra, entiendo que de otro colegio donde se estarían organizando para eso, por eso le mostré el audio a Adrián", comentó la preocupada señora.

Sin embargo, la inquietud de doña Adriana no viene únicamente de factores externos, sino más bien porque no quedó satisfecha con la reacción del colegio cuando a su hijo le tocó ser víctima de burlas.

La señora asegura tener documentos en mano donde había pedido que se investigara un caso de bullying en contra de su hijo cuando estuvo en primer año y que la respuesta no fue la mejor.

"Ha salido mucho en medios que en ese colegio no ha habido bullying y eso no es cierto, unos compañeros le robaban los libros para volvérselos a vender y una vez él tuvo un problema en las costillas porque lo golpearon al propio en Educación Física, presenté la queja con las pruebas del dictamen, pero decían que ellos tenían que madurar, la misma profesora me dijo que este es un colegio muy pesado por ser de solo hombres y me recomendó llevármelo a otro colegio. Yo no creía que fuera necesario porque el colegio es muy bueno en lo académico, pero ya no me queda otra opción", explicó la señora.

Doña Adriana agregó que ella le expuso el caso a la psicóloga del colegio, de ahí a la rectoría y por último al disciplinario del colegio, pero dice que nunca le tomaron mucha importancia.

Inclusive, dice que propuso, por la condición de su hijo, que le proyectaran un video a todos los compañeros de su hijo donde se explica en qué consiste el síndrome de Asperger para que ellos lo entendieran y no lo molestaran por eso, pero en el colegio nunca le tomaron la recomendación.

"Mi hijo tiene 14, pero tiene la mentalidad de uno de 11 y muchas veces, por su condición, llegaba llorando a la casa y yo la verdad estoy muy nerviosa y lo seguiré estando mientras él esté yendo a ese colegio porque si él fuera, digamos, un niño normal sé que él puede tomar una decisión importante, pero sé que él no asimila las cosas como lo haría otro niño y no sé cómo puede reaccionar", dijo la preocupada mamá.

Director quiere convencer a Ángel

Para don Marco Vinicio Naranjo, director del Liceo de Costa Rica, la decisión de la mamá de Ángel lo toma por sorpresa y al mismo tiempo le duele; sin embargo, dice que tanto él como la institución van a hacer todo lo posible para que la señora cambie de parecer de aquí a diciembre.

"A Ángel le vamos a dar lo mejor de nosotros y si al final ellos finalmente deciden trasladarlo, nos dolería mucho que se nos vaya", dijo don Marco.

Naranjo asegura que Ángel se convirtió en un líder positivo dentro de su sección y que le hubiese encantado que la mamá haya conversado con él, sobre todo porque él acaba de asumir la dirección del colegio apenas este año.

A pesar de eso, don Marco conocía al dedillo la situación de Ángel y defendió la forma en la que trataron el caso en el pasado.

Además de la posible salida de Ángel, actualmente se han dado dos solicitudes para abandonar la institución, pero ambos casos son por traslado de domicilio.

Por otra parte, Naranjo dijo que más bien en los últimos días han recibido 14 solicitudes para ingresar al Liceo.

Según el MEP, si su hijo presenta una situación especial por la cual necesita cambiarlo de colegio, lo primero que tiene que hacer es elevar el caso a la dirección regional que le corresponda, eso sí, siempre y cuando se trate de un caso especial y no para cambiar a su hijo de colegio por gusto. Y ya si es por un tema de traslado de domicilio, básicamente el tema lo trata el colegio en el que está matriculado y el centro educativo para el que va.