Karen Fernández.8 julio
Doña Silvia Calvo es una suertuda y ya ha activado tres códigos ganadores, dos a nombre de su hijo. Foto: Sucursal GN
Doña Silvia Calvo es una suertuda y ya ha activado tres códigos ganadores, dos a nombre de su hijo. Foto: Sucursal GN

En estos momentos en los que el costo de la vida está cada vez más alto por el IVA que debemos pagar, en La Teja pensamos siempre en nuestros lectores y les echamos la mano y el hombro si hace falta.

Nos encanta ponernos del lado de los pulseadores, los madrugadores, las amas de casa, los peones, los que se fajan siempre. Fue por ellos que creamos la promoción con la cual a diario regalamos buena plata.

Esa promo de la que hablamos es en la que se participa activando el código que sale todos los días en la portada.

Veámoslo así, por los ¢250 que vale el periódico, usted se puede ganar 1.200 veces eso con las tres tejotas que le regalamos de lunes a jueves; 1.600 veces lo invertido los viernes y los sábados (cuando el premio sube a cuatro tejas) y 2.000 veces el domingazo, cuando nos botamos y damos nada menos que medio millón de colones.

Dos testigos de las salvadotas que hemos dado son doña Silvia Calvo, vecina de Ipís de Goicoechea y quien ha tenido la suerte tres veces. Las dos primeras se la dio a su hijo Johnny Zúñiga, quien aprovechó para comprar una cocina y otras cositas para la casa. El empujón de La Teja fue grandísimo.

A sus 86 años doña Silvia está muy agradecida y hasta invitó a todos a hacerse “adictos” a La Teja porque, además de informar, divertimos y damos plata.

Elizabeth Ledezma aún hoy nos llena de bendiciones por su gratitud para con La Teja. Foto: Sucursal GN
Elizabeth Ledezma aún hoy nos llena de bendiciones por su gratitud para con La Teja. Foto: Sucursal GN

También está superagradecida es Elizabeth Ledezma, de Linda Vista de Tibás y quien con el premio que se pegó con nosotros pudo comprar el diario, algo que nos da muchísimo gusto saber.

“Fue una bendición de Dios que ustedes hicieron posible por mí, por eso les deseo mucha paz y que les multiplique aún más lo que hacen por nosotros. Soy una mujer muy pobre que debe pagar alquiler y toda ayuda es bien recibida”, explicó doña Eli.

Como ellas usted también puede capearse el golpe del IVA con el premio diario de La Teja. ¿Qué debe hacer? Primero comprar La Teja y luego activar el código (unos numeritos negros que vienen en la portada) llamando al 2247-3111.