De aprobarse, la nueva ley haría modificaciones en la forma de retirarlo

Por: Shirley Sandí 27 junio

El Régimen Obligatorio de Pensión Complementaria (ROP), plata que las operadoras de pensiones le manejan a cada trabajador, se ha puesto de moda ya que una nueva ley podría modificarlo.

Sin embargo, para muchos será un alegrón de burro si es que esperan que les devolvieran una buena cantidad de la plata que han ahorrado a la brava (Régimen Obligatorio).

EL ROP ahora se podrá retirar de distintas formas. Fotografía: Shutterstock.

Esta nueva ley únicamente favorecerá a los que actualmente están pensionados y que han recibido un pequeño abono de ese dinero, porque lo que les queda en el fondo se les entregará para que lo disfruten en vida, no como ha ocurrido con muchos que ya patearon el balde.

Los más afortunados serán los que se pensionen entre la cercana aprobación de la ley y diciembre del 2020, porque sí verán la platota en tres partes bien papudas. Los más jodidos serán quienes se pensionen entre el 1º de enero del 2021 y el 18 de febrero del 2030, pues recibirán pagos de polaco.

El ROP se creó por ley hace 20 años, es un fondo que le pertenece a usted, el cual está formado por los aportes de los patronos y los suyos como trabajador, para recibir una pensión que le arrime una platita adicional a la que usted recibirá de la Caja mediante el régimen IVM, en el que estamos metidos la mayoría de los trabajadores. Hay otros dos regímenes pensiones, el del Magisterio, que es para los educadores, y el del Poder Judicial, que cubre solo a los trabajadores de ese poder.

Danilo Ugalde, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP), nos aclara en qué consiste este cambio.

– ¿Cómo se entrega en la actualidad el ROP?

El ROP tiene activas estas modalidades de retiro:

a. Renta permanente. Consiste en entregar al pensionado los rendimientos (ganancias) de su fondo, cada mes, y lo que queda se entrega a los beneficiarios a la muerte del afiliado (monto principal se mantiene en poder de la Operadora de Pensiones y el afiliado recibe los intereses).

b. Retiro programado. Que puede ser personal o con una reserva para los beneficiarios (el trabajador pensionado reciben un monto mensual y puede dejar algo para su familia). También es mensual, pero el monto sale de una tabla de mortalidad (esperanza de vida y el monto se recibe en abonos o tractos hasta que se termine).

– ¿Qué cambio habrá para los actuales pensionados una vez que se apruebe la nueva ley?

Cuando entre en vigencia la nueva ley, los pensionados actuales tendrán otra alternativa de pensión complementaria: podrían recibir el total de los fondos que tengan acumulados en su ROP en tres partes. El primero 12 meses después de la entrada en vigencia de la ley, el segundo tracto (abono) a los dos años y el tercero a los tres años. (Es decir, ellos sí disfrutarían de toda la plata guardada).

Danilo Ugalde, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP).

– ¿Qué cambios habrá para quienes se pensionen entre el momento en que se apruebe la ley y hasta el 31 de diciembre de este año 2020?

Quienes se lleguen a pensionar antes del 31 de diciembre del 2020, también podrán acogerse al beneficio de recibir el total de los fondos acumulados en su ROP en tres tractos (partes). El primero 12 meses después de la entrada en vigencia de la ley, el segundo tracto a los dos años y el tercero a los tres años. (O sea, se llevan en ese plazo toda la plata ahorrada).

– ¿Y los que se pensionen entre el 1º de enero del 2021 y el 18 de febrero del 2030?

La reforma a la ley creará un transitorio que les permitirá retirar el fondo acumulado en su ROP por medio de rentas (abonos o pagos) temporales, durante un plazo igual a la cantidad de cuotas aportadas. Por ejemplo, si alguien aportó 120 cuotas al ROP durante 10 años de su vida laboral, (la cantidad que logró ahorrar en diez años se le entregará mensualmente en 10 años, si ahorró durante 20 años seguidos, esa cantidad de plata la dividirán y se la darán mensualmente desde, por ejemplo, los 63 años en que se pensione hasta los 83 años, si es que sigue vivo). Estas personas también podrán escoger entre las opciones que ya existen y la nueva modalidad de retiro.

– ¿Qué pasará con los que se pensionen después del 18 de febrero de 2030?

Para todos los afiliados al ROP que no califiquen en los casos mencionados, la propuesta de ley crea una nueva modalidad de retiro denominada “Renta temporal hasta la expectativa de vida condicionada”. La persona jubilada recibiría una mensualidad que sería el equivalente a su dinero disponible a la fecha de pensión y su expectativa de vida, lo que podría acortar el plazo de disfrute a los 85 años aproximadamente. Ese cálculo se actualizaría y ajustaría cada año. Esto en términos prácticos, implica que disfrutaría de su pensión complementaria menos tiempo, pero con un monto mensual mayor (antes eran como del 9,5% de la pensión, ahora sería cerca de un 20%). Esta opción puede ser escogida por el resto de pensionados también.

– ¿Qué pasó con la iniciativa que proponía retirar el ROP de una sola vez para los afectados por la crisis del COVID-19?

ACOP no conoce que se haya presentado. La reforma que se discutía está referida únicamente a las formas de retiro para las personas ya jubiladas o que adquieran el derecho a jubilarse. La posición de ACOP ha sido que el ROP fue creado, y debe disfrutarse, como una pensión complementaria.

– ¿Entonces el ROP solo se puede retirar al pensionarse?

El ROP fue creado como una pensión complementaria a la pensión que otorga el IVM de la Caja o régimen público sustituto y, como tal, solo pueden disfrutar de este beneficio las personas que se jubilen.

La única excepción, aprobada recientemente por el Conassif (Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero) es que el ROP se podrá retirar en un solo tracto por las personas que sean declaradas por la Caja con enfermedad terminal, sean afiliados o pensionados.

– ¿Por qué se dice que el retiro del ROP es injusto?

La percepción de injusticia se dio porque se había establecido que cuando el monto de pensión del ROP no superara el 10% del monto de pensión del IVM o régimen al que pertenecía, el afiliado podría retirar todo el saldo del ROP de una sola vez y todas las demás personas lo recibían como una pensión pagada mensualmente. Con las reformas propuestas de manera inteligente, proporcionada y garantizando la solvencia del sistema de pensiones complementarias, se brinda una alternativa justa que permite un pago en partes, por año.