Shirley Sandí.3 julio

El nombramiento de la exministra de Comunicación, Nancy Marín, como asesora en el Instituto Nacional de Seguros (INS), con un salario superior a 3,4 millones de colones, ha desatado una ola de críticas.

Marín fue criticada por un arranconazo que tuvo con la prensa cuando era ministra de Comunicación. Fotografía José Cordero
Marín fue criticada por un arranconazo que tuvo con la prensa cuando era ministra de Comunicación. Fotografía José Cordero

Hace poco más de un mes Marín renunció a su puesto de ministra alegando que mejor se dedicaba a cuidar a su familia, pero, al parecer, logró acomodar sus horarios para agarrar el nuevo brete.

El politólogo Claudio Alpízar destacó que miles de trabajadores del sector privado han perdido sus empleos o ganan la mitad debido a la crisis y solo el nuevo salario de Marín representa 11 salarios mínimos en la actualidad.

“El mensaje que se manda es pésimo, resulta que para el programa Proteger se le dan 125.00 colones al mes por tres meses a los beneficiarios y a esta exministra se le nombra por dos años con un bono Proteger de 3,4 millones.

“En el fondo lo más preocupante es el mensaje del presidente Carlos Alvarado, puesto que esta señora, Nancy, estuvo con él en el ministerio de Trabajo, en el IMAS y Casa Presidencial, entonces es evidente que hay un interés de favorecerla económicamente cuando en este momento muchos ciudadanos están pasándola mal, entonces ¿para quién gobierna el presidente?”, se cuestionó Alpízar.

Echar para atrás

El Partido Liberación Nacional (PLN) por medio de su secretario general, Gustavo Viales, y el jefe de Fracción, Luis Fernando Chacón, solicitaron al presidente Alvarado que eche para atrás el nombramiento de Marín.

“Este nombramiento en medio de la crisis fiscal más severa que Costa Rica ha tenido en años; es inaceptable. En momentos en donde hay cientos de miles de costarricenses desempleados y el país percibe por encima de un billón de ingresos menos de su presupuesto, producto de la desaceleración económica y de la crisis que vivimos, es cuando el Gobierno de turno debe recortar el gasto público y enviar señales coherentes de austeridad a la ciudadanía”, aseguró Chacón.

El legislador recordó que Marín fue recientemente cuestionada por su bajo liderazgo como ministra de Comunicación en medio de uno de los escándalos más grandes ocurridos en la Casa Presidencial por el caso UPAD; y que en su momento, su renuncia fue bajo el alegato de que se iba para atender asuntos familiares.

“El mensaje que el Gobierno de la República le está comunicando al país con esta acción es incongruente y de tono burlesco.

“Exhorto al presidente de la República, Carlos Alvarado, y al señor Róger Arias, presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Seguros, no hacer efectivo el nombramiento de la señora Nancy Marín como funcionaria destacada en la presidencia ejecutiva de dicha institución”, aseguró.

EL PLN aún no ha obtenido respuesta a su solicitud.

Violencia política

Catalina Montero, subjefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), defendió a Marín alegando que los ataques en su contra constituyen “violencia política”.

“Me parece que es un tema de violencia política que se apunte directamente hacia una mujer profesional y que su pecado ha sido ser partidaria o cercana al presidente de la República”, dijo a La Nación.

Marín gana 600 mil colones más en este puesto que cuando era ministra.