Nacional

Lo que alumbró el cielo tico no fue ni un meteorito ni una nave espacial... Acá le contamos qué fue

Tranquilos, lo que pasó la madrugada de este lunes no tiene nada que ver con un OVNI ni ningún tipo de vida extraterrestre

EscucharEscuchar

Cuando vemos objetos voladores no identificados en el espacio, sobre todo de forma muy clara, siempre pensamos que por fin se respondió la pregunta de: “¿Estamos solos en este universo?”.

Muchos dirán que por fin vimos un OVNI y que así se confirma que hay vida además de la terrícola.

Fenómeno astronómico

Pues eso fue lo que le pasó a cientos de ticos, que se vieron sorprendidos la madrugada de este lunes 12 de febrero, cuando un fenómeno celestial fue observado en prácticamente todo el país, de una forma muy digna de cualquier película de Hollywood, de esas que tratan de invasiones extraterrestres.

Como vivimos en una época de miles de celulares, con sus cámaras listas para atrapar el próximo video viral, fue lógico que varias personas grabaran el fenómeno y así pronto las grabaciones inundaron las redes sociales.

Entre la 1 y las 2 de la madrugada, el fenómeno celestial fue para muchos la caída de un meteorito en suelo tico, para otros, fue la perfecta comprobación de que las naves extraterrestres sí existen y que ese fue el anuncio de una próxima invasión alienígena que buscará la extinción de la raza humana.

Pero en esta ocasión nos toca “matarles” las ilusiones a muchos que sintieron que por fin vieron un OVNI o un meteorito. No fue nada de eso. Fue basura espacial.

Se “alinearon los planetas”

Que los ticos hubiésemos podido ver el fenómeno e incluso registrarlo en video es, para don Érick Sánchez, una muy bonita “alineación de planetas”, porque todo se acomodó para que sucediera: la basura agarró para Tiquicia, duró quemándose, había gente despierta y con acceso a celulares, y el cielo estaba bien despejado.

Y es que para aclarar las dudas del tema buscamos a don Érick Sánchez Camacho, técnico del Planetario de la Universidad de Costa Rica (UCR), quien nos confirmó que lo que se vio en Tiquicia de madrugada fueron desechos espaciales.

Entre la 1 y las 2 de la mañana los ticos pudimos ver basura espacial reingresando a la tierra y muchos pensaron que era  un meteorito y otros que un ovni.

“No se vio y se filmó un objeto natural, fue artificial, de origen humano. Ya se sabe que es basura espacial de la última etapa del lanzamiento de un cohete chino. Un tanque vacío, por así decirlo, que estaba en el espacio desde hace dos años.

“Los videos que se lograron fue de la etapa final de esos desechos entrando a la tierra, la quemada final. Esa basura se quemó por completo. Que entre a la Tierra basura humana que está en el espacio es algo muy normal, pasa a menudo, pero cae, generalmente, en el mar o en zonas despobladas”, explica el técnico.

Botadero a universo abierto

La carrera por la conquista del Universo que tienen desde los años sesentas Estados Unidos, China, Rusia y alguno que otro país, ha provocado que poco a poco el espacio cercano a la Tierra esté cargado de basura tecnológica fabricada por los humanos.

A esto hay que agregarle los cientos de satélites que se lanzaron y están dando vueltas alrededor de nuestro planeta. Para decirlo en palabras simples, el pedacito de Universo a nuestro alrededor es un verdadero botadero de basura abierto y así lo confirma el especialista del Planetario de la UCR.

Extrañas luces dejaron a más de uno con los pelos parados

“Si fuese un botadero de basura de Costa Rica hace tiempo se habría cerrado por exceso de basura. En verdad que la humanidad en el futuro, y no muy lejano, tiene que hacer algo para evitar que tanta basura represente un peligro de choque para las naves que lanzamos desde la Tierra.

“Por el momento el riesgo es menor. Todavía no hay excesos máximos de desechos humanos en el espacio, pero al ritmo que se va, se tiene que trabajar para que esa basura no represente un peligro de choque”, aseguró don Erick.

Cuando se revisan datos internacionales, se confirma que don Érick tiene mucha razón. Según la Universidad Autónoma de México (UNAM), hoy por hoy se encuentran unos 13 mil satélites orbitando la Tierra y solo aproximadamente 8 mil están en buen estado y funcionando, los restantes 5 mil ya son basura.

Los restos de naves espaciales y los satélites que ya no sirven aumentan cada día y eso también aumentan el riesgo de que esa basura choque con satélites buenos y así los destruyan, generando más desperdicios.

Entre las 7:30 y las 8:00 de la noche del pasado domingo 10 de enero, una familia de Malinche, un pueblo de Chomes de Puntarenas, tuvo un encuentro cercano del segundo tipo al observar perfectamente un Objeto Volador No identificado (Ovni) a menos de 10 metros de altura.

Nuestro espacio cercano está tal cual vivimos los humanos dentro de la Tierra, cargados de basura y sin saber cómo detener la contaminación. Cada pedacito de esos desechos espaciales se mueven a 28 mil kilómetros por hora, o sea, su peligro es igual al de una bala.

Ningún ovni

Para salir de cualquier duda conversamos con dos expertos en el fenómeno de los objetos voladores no identificados (OVNIS), Alejandro Sáenz y Óscar Sierra, los dos nos confirmaron que el fenómeno espacial de este 12 de febrero no tenía que ver nada con naves extraterrestres y por eso ellos ni atención le pusieron al tema, ya que rápido confirmaron que era basura espacial reingresando a la Tierra.

Eduardo Vega

Periodista desde 1994. Bachiller en Análisis de Sistemas de la Universidad Federada y egresado del posgrado en Comunicación de la UCR. Periodista del Año de La Teja en el 2017. Cubrió la Copa del Mundo Sub-20 de la FIFA en el 2001 en Argentina; la Copa del Mundo Mayor de la FIFA del 2010 en Sudáfrica; Copa de Oro en el 2007.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.