Eduardo Vega.8 septiembre, 2018
Los Abejorros pusieron de cabeza a Costa Rica toda la década de los ochentas. Antes jamás el país había disfrutado a unos niños haciendo tan buena música. Foto Archivo.
Los Abejorros pusieron de cabeza a Costa Rica toda la década de los ochentas. Antes jamás el país había disfrutado a unos niños haciendo tan buena música. Foto Archivo.

Recién comenzaba 1980 y ya los hermanitos Arce, de San Isidro de Pérez Zeledón, sabían tocar instrumentos musicales, gracias a la inspiración de sus tatas, don Rafael Ángel Arce y doña Lidia Méndez.

Eran instrumentos para niños, pero los güilas los tocaban puras tejas, tanto así que alegraban las fiestas familiares y de la comunidad.

Todavía eran unos hermanitos que chiroteaban con instrumentos musicales, de hecho era más un trío conformado por Juan Carlos, Kenneth y Róger, ya que Dinia todavía ni cantaba porque estaba muy chiquilla.

Dinia, Juanca, Kenneth y Róger Arce aprendieron rápido y bien, ya que también tuvieron el apoyo de la estudiantina de la Municipalidad de Pérez Zeledón y del profesor Otto Elizondo. Dinia cantaba disfrutaba viendo a sus hermanillos tocar, mientras que Kenneth se enamoró de la guitarra, Juan Carlos de los teclados y Róger le entró con todo al bajo y también era voz principal.

Como comenzaron a animar fiestas en la comunidad y festejos patronales, don Rafael Ángel decidió que era necesario darle más cuerpo al grupo y por eso integró a dos primitos, Jorge Solís en la batería y Rónald Infante en las congas y timbales. Fue así como nació el grupo Archis, nombre que resume los apellidos Arce, Infante y Solís. La cantante en ese momento era doña Lidia.

No obstante, durante una fiesta, el grupo le dijo a Dinia que se tirara a pista y cantará,, porque en los ensayos se la jugaba bonito. Ella cedió ante la insistencia y cantó tan bien que de una vez la ficharon. Doña Lidia entendió que a la gente le agradaba ver a esos niños tocando y cantando piezas de adultos, por lo que se hizo a un lado.

Estos eran Los Abejorros en la primerísima etapa, la de lanzamiento, cuando más niños estaban, de izquierda a derecha se ubican así: los hermanos Dinia (vocalista), Róger (vocalista y bajo), Juan Carlos (tecladista), Jorge (primo y baterista), Rónald ( primo y percusionista) y el otro hermano Kenneth (guitarrista), además, están acomodados de menor edad al mayor, Dinia con 8 años y Kenneth con 12. Foto Archivo.
Estos eran Los Abejorros en la primerísima etapa, la de lanzamiento, cuando más niños estaban, de izquierda a derecha se ubican así: los hermanos Dinia (vocalista), Róger (vocalista y bajo), Juan Carlos (tecladista), Jorge (primo y baterista), Rónald ( primo y percusionista) y el otro hermano Kenneth (guitarrista), además, están acomodados de menor edad al mayor, Dinia con 8 años y Kenneth con 12. Foto Archivo.

Todo cambió en 1981 cuando se presentó el grupo La Banda, una de las agrupaciones de más pegue de la época, en el salón El Prado de San Isidro de El General, ya que a don Rafael Ángel se le ocurrió la idea de pedirle permiso a La Banda para que sus hijos tocarán los instrumentos que ellos llevaban durante los descansos.

Los integrantes de La Banda les dieron permiso a los chiquillos quienes tocaron “La Avispa” y lo hicieron tan bien que la gente en lugar de bailar se arrimó a la tarima para ver el espectáculo. Ahí comenzó todo. Ahí nacieron Los Abejorros.

Dinia alegraba el grupo con su humildad y su preciosa voz. Foto Archivo.
Dinia alegraba el grupo con su humildad y su preciosa voz. Foto Archivo.

Conversamos con Róger Arce, quien recordó que todo sucedió demasiado rápido. “Fue un éxito inmediato. Pasamos de las fiestitas del pueblo a tocar en grandes escenarios en San José. Éramos unos niños cumpliendo el sueño de ser famosos. Nos encantaba tocar, divertirnos, alegrar actividades y recibir el cariño de los costarricenses.

“Alfredo “Chino” Moreno, reconoció que teníamos talento y más rápido que ligero estábamos grabando una canción, también aportaron don Ricardo Sáenz y Orlando Bertarini, así que entre los tres produjeron los dos discos de larga duración que grabaron Los Abejorros".

Costa Rica entera se volvió loca con este grupo de niños, por eso comenzó a bailar al ritmo de “Se tambalea”, una de las canciones que más pegaron y que cantó Róger. Fue tal la locura que Los Abejorros son, hasta hoy, el único grupo costarricense que ha llenado a reventar el Ricardo Saprissa, también llenaron el Gimnasio Nacional.

Róger le ponía bonito a la cantada, además, tocaba el bajo. Foto Archivo.
Róger le ponía bonito a la cantada, además, tocaba el bajo. Foto Archivo.

“No podíamos creer cómo logramos meter quince mil personas en el Saprissa, hasta se quedó gente afuera, llenamos las graderías y la gramilla. Abrimos conciertos para grupos internacionales de jóvenes como Los Chicos (en el cual nació artísticamente Chayanne) y Menudo (Ricky Martin), incluso nos hicimos amigos, salíamos a comer juntos. El secreto del grupo y su pegue es que éramos chiquillos entre 8 y 12 años, eso emocionó a todos”, recordó Róger.

Este es Róger Arce hoy día, el bajista del grupo Réquete. Cortesía.
Este es Róger Arce hoy día, el bajista del grupo Réquete. Cortesía.

Dinia falleció en el 2009, debido a un aneurisma cerebral. El resto de integrantes están vivos y siempre recuerdan que durante diez años alegraron a todo el país.

“El grupo se desintegró en el momento exacto, ya habíamos cumplido un ciclo y ya no éramos niños. Todavía al día de hoy la gente nos recuerda con cariño y nosotros también recordamos esa época tan bonita”, nos aseguró Róger, quien actualmente es bajista del grupo Requete. Él fue el único que siguió en la música.