Yenci Aguilar Arroyo.18 junio
Miembros de APSE se manifestaron en Cartago y otras zonas del país. Facebook.
Miembros de APSE se manifestaron en Cartago y otras zonas del país. Facebook.

A algunos profesores les gustó la fiesta, por lo que este martes se fueron a huelga.

Los docentes, de distintas partes del país, acudieron al llamado de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE), para manifestarse en contra de los proyectos de ley de empleo público y servicios esenciales, pues consideran que lesionan sus derechos laborales.

APSE informó que sus agremiados se congregaron en zonas como Nicoya, Grecia, Desamparados, Cartago y Guápiles, para expresar su oposición a las iniciativas y a la entrada del plan fiscal, que será el 1° de julio.

“Estamos en contra de las políticas públicas que ejercen el Gobierno de Costa Rica, en contra de proyectos de ley que vienen a prohibir la huelga, que son antidemocráticos y por eso estamos convocando a una nueva huelga intermitente”, expresó Mélida Cedeño, presidenta de APSE en las redes sociales de la organización.

También, 129 funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) atendieron el llamado sindical para unirse.

Un corte de la Gerencia Médica de la CCSS reportó que el 52% de los trabajadores eran de los hospitales Calderón Guardia, México y San Juan de Dios, el 33% pertenecían a las regiones de Guanacaste y Upala y el 16% de San José y Cartago.

Al respecto, la diputada liberacionista Yorleny León, quien presentó el proyecto de servicio esenciales comentó que con la iniciativa, los trabajadores del sector educación podrían recurrir a otras vías, para resolver las diferencias con sus patronos.

“Ninguna huelga es buena para los ciudadanos, es una falta de consideración que quieran recurrir a un mecanismo como la huelga, para perjudicar a los estudiantes. Por eso, el proyecto establece que en este caso, no se permita el derecho a huelga y los conflictos se resuelvan mediante el arbitraje o la conciliación”, expresó.