Ricardo Silesky.20 julio
Las últimas dos visitas del Monstruo al Carlos Ugalde han sido para el olvido. Foto: John Durán
Las últimas dos visitas del Monstruo al Carlos Ugalde han sido para el olvido. Foto: John Durán

El técnico sancarleño Luis Marín, apenas en el arranque del torneo y tras derrotar 1-0 a Saprissa, marcó la cancha y aseguró cómo va a manejar el tema de la portería, un tema que se le podría complicar pues sus dos fichas pintan para ser titulares: Marco Madrigal y Patrick Pemberton.

“Valoraré las rotaciones, independientemente de que jueguen bien o no. No necesariamente va a ser partido a partido, pero los dos estarán activos, lo hablaré con ellos. Ahora veré si Madrigal repite o no, los dos compiten de excelente manera”, aseguró el técnico campeón nacional.

Como es de esperarse, el exasistente técnico de la Sele quedó muy contento con la victoria, pues inician con el pie derecho la defensa de su título, aunque dejó claro que no todo le gustó.

"Estamos contentos de ganar, a eso aspiramos, a ser contundentes y constantes. Arrancar ganando siempre es bueno, nos da tranquilidad para trabajar sin presión. Es importante ganar de local y ante un rival como Saprissa.

“Tuvimos opciones para haber liquidado en los primeros 45 minutos, pero fallamos opciones que no se fallan y eso le dio vida a Saprissa en el segundo tiempo. Estoy ontento con el resultado, pero no me gusto que no matamos cuando pudimos”, aseguró el norteño.

A Marín le preguntaron si vio diferencias entre el Saprissa que enfrentó en la final del torneo pasado y el del arranque del Apertura, pero aseguró que solo variaron algunos nombres, que la idea de juego sigue igual.

Finalmente habló sobre Álvaro Saborío, quien al terminar el Clausura 2019 le pidió un tiempo para pensar si seguía o si mejor ya se retiraba de las canchas.

“La selección le dio motivación, al igual que ser bicampeón y jugar la Liga Concacaf”, explicó sobre su goleador.

Luis Marín inició con el pie derecho la defensa de su título. Foto: Albert Marín
Luis Marín inició con el pie derecho la defensa de su título. Foto: Albert Marín