Karen Fernández.19 enero
Priscilla Sancho murió en el hospital Calderón Guardia el 14 de enero anterior, luego de dos meses de estar internada. Foto: Cortesía
Priscilla Sancho murió en el hospital Calderón Guardia el 14 de enero anterior, luego de dos meses de estar internada. Foto: Cortesía

María Adelina Méndez interpuso una denuncia penal por mala praxis por la muerte de su hija Priscilla Sancho, el 14 de enero del año pasado, en el hospital Calderón Guardia, así consta en el expediente 20-000051-0619-PE.

Priscilla, de 48 años, sufrió una infección cinco días después de una operación que le hicieron para amputarle la pierna izquierda, el 9 de enero, lo que le provocó un paro respiratorio.

La mujer estuvo internada en el salón de críticos de Ortopedia desde el 14 de noviembre, luego de que le practicaran un reemplazo en la rodilla izquierda a finales de octubre y se fue a recuperar a la casa, según indicó su hermana Silvia.

En noviembre tuvo que presentarse porque tres puntadas se le infectaron y desde entonces estuvo en el hospi.

“Le dijeron que debía internarse porque sino podía tener problemas de salud, pero la tuvieron veintiséis días sin hacerle nada más que los mismos lavados que le hacíamos en la casa.

"Mi hermana era diabética desde los siete años y debía inyectarse insulina tres veces al día, además de tomar un diurético, sin embargo, desde que estuvo en el hospital le suspendieron el esquema que ella tenía desde hacía treinta y cinco años, lo que le mantuvo el azúcar o muy alto o muy bajo cuando debían atenderla”, explicó Silvia.

Sancho dice que su hermana empeoró cada día y que ella fue varias veces a intentar hablar con el médico y nunca la atendió.

"Le suspendieron el diurético desde el 28 de diciembre y era tanta la hinchazón que los últimos días el líquido le salía por los poros”, agregó Sancho.

En La Teja pedimos la posición del hospital y nos respondieron mediante un mensaje de WhastApp que por más que intentaron, no pudieron salvarla.

"La paciente se interna por dos meses aproximadamente, con una enfermedad crónica con múltiples complicaciones y a pesar del esfuerzo y tratamiento de los médicos, fallece como consecuencia de su padecimiento”, dice el mensaje del hospi.

Esta es la segunda denuncia contra el hospi, en lo que llevamos de este 2020 después de que se diera a conocer que el actor tico Mauricio Amuy, denunciara otra mala praxis contra su papá, don Marco Tulio, quien falleció el 13 de enero en el mismo centro médico.