Redacción .14 enero

Quedarse varios días sin placas del vehículo, pagar una multa superior a los ¢53.000, sacar una cita, hacer fila y tardar horas en el proceso para la devolución de las placas siguen sin ser razones para que miles de conductores dejen de estacionar en zonas prohibidas.

“Durante el 2019, un total de 42.688 conductores fueron sancionados por estacionar a menos de 5 metros de rampas para personas con discapacidad o de hidrantes, en las esquinas o muy cerca de ellas, en zona con demarcación que lo prohíbe, frente a cocheras o garajes, sobre las aceras o en curvas, por ejemplo”, explica Tránsito, eso significa un total de 117 partes diarios porque estacionar en la acera o en zona con borde amarillo se sanciona con una multa.

Tal como lo explica el director de la Policía de Tránsito, German Marín, los conductores siguen con el mal hábito de estacionar donde les resulte cómodo, frente a la carnicería donde compran la carne para la fiesta, frente al hidrante porque justo al frente vive el familiar, en la esquina porque ya el resto de la calle se llenó.

Parquearse donde a uno le da la gana significa una multa de 53 mil colones, si le va bien, le pueden hasta quitar las placas. Archivo.
Parquearse donde a uno le da la gana significa una multa de 53 mil colones, si le va bien, le pueden hasta quitar las placas. Archivo.

Durante el año pasado, en promedio, se hizo una multa por este tema cada 12 minutos, las 24 horas del día, los 365 días del año, lo que demuestra claramente esta cultura de irrespeto de muchos conductores.

“Son malos hábitos, son costumbres que deben cambiar, son muchos los carros en las vías y debemos comprender que la carretera es para circular esencialmente, no son para estacionar. El que sean un espacio de aparcamiento es secundario.

No podemos quejarnos de los congestionamientos, si los provocamos estacionando donde mejor nos resulte a nuestros intereses particulares”, dijo Marín.

Agregó, a manera de ejemplo, que en una calle de dos carriles, con solo que un vehículo se estacione en uno de los carriles, ya la vía pasó a ser de un carril y se genera presas innecesarias, porque, además, los conductores en el carril tapado piden a los del carril con paso espacio y eso va generando demoras.

Así, el simple hecho de estacionarse en zona ilegal “un momentito” es suficiente para causar atrasasos de varios minutos a otros conductores.

Entonces, ¿dónde estacionar? “La respuesta es sencilla: en parqueos públicos o en los que provean los negocios o en calles aledañas donde sea permitido y caminar 100 o 200 metros a donde se ocupa llegar”, aclaró Marín.