Por: Bella Flor Calderón.  12 febrero
La exministra de Salud María Luisa Ávila eligió a quién dará su voto en la segunda ronda. Foto Francisco Rodríguez
La exministra de Salud María Luisa Ávila eligió a quién dará su voto en la segunda ronda. Foto Francisco Rodríguez

Este lunes todos se sorprendieron por el anuncio que hizo la exministra de salud, María Luisa Ávila, quien le aseguró al Semanario Universidad que en la segunda ronda electoral votará por el candidato del Partido Acción Ciudadana, Carlos Alvarado.

Para aclarar cualquier duda sobre su posible participación en una campaña que no sea de Liberación Nacional, nos dimos a la tarea de llamarla y esto fue lo que nos contestó.

–¿Por qué a este Alvarado?

–En este momento el país atraviesa por una situación política bastante complicada, me parece que los dos Alvarado lo único que comparten es el apellido, porque tienen posiciones totalmente opuestas.

Yo no soy del PAC ni mucho menos, siempre seré liberacionista, pero considero que en este momento, al menos, el Partido Acción Ciudadana ha tenido experiencia gobernando, don Luis Guillermo lo dijo: 'no es lo mismo verla venir que bailar con ella', han tenido más diputados.

Carlos me parece un hombre joven y buena persona, lo siento sincero, me da buena vibra por llamarlo de alguna manera. Don Fabricio, en cambio, de eso ha usado mucho una plataforma religiosa que no es precisamente adecuada hacerlo independientemente de la religión que se practique, no tiene experiencia.Fue el único diputado de su partido y ahora llega con 14 personas que muchas de ellas ni el programa de gobierno se han leído, como lo evidenciaron ustedes los de la prensa, por lo que me parece irresponsable no pronunciarme.

–¿Qué la motivó a hacer su voto público?

–Por algunos muchachos de la juventud liberacionista que me escriben y en conversaciones con colegas y con una persona cercana a mí a la que le tengo mucho aprecio como doña Margarita Penón, que me dijo que debería considerar hacer el voto público, porque mi opinión podría ser importante. Sopesando esos comentarios y solicitudes decidí hacer el voto público, como uno de conciencia, en el que no pido nada a cambio de hacer saber mi decisión.

–¿Cree que están usando su influencia para ganar votos?

–La única manera que lo pudieran utilizar usando las declaraciones que dé en la prensa, pero yo como funcionaria pública tengo prohibición de referirme a temas políticos en horario laboral y trabajo de 7 a.m. a 3 p.m. imagínese que alguien así no les sirve para hacer campaña y no podría hacerlo, porque no pienso dejar el Hospital de Niños, no lo hice para el PLN y no lo voy a hacer para el PAC.

–Si la llaman a trabajar en el ministerio en un eventual gobierno del PAC ¿Lo haría?

–Aunque me llamen para ser ministra, presidenta ejecutiva o asesora no aceptaría ninguno de los puestos. La única forma en que trabajaría para ellos sería como profesional de la salud para atender un brote, epidemia o problema de salud. Yo estaré ayudando como uno de los médicos que tenemos la obligación moral de hacerlo como miembro del cuerpo médico del país.