Eduardo Vega.27 marzo

Marilin Gamboa confesó que todavía sufre por el infierno que le tocó vivir en el 2015, cuando alguien viralizó unas fotos íntimas suyas.

¿Cómo hizo para seguir trabajando televisión después de lo sucedido?, fue lo primero que le preguntamos a Marilin.

“Sedada, empastillada, como hasta el día de hoy. Después de tanto tiempo los efectos siguen en mi vida. Me destrozaron la vida entera en un segundo. Avanzo, claro que sí, ya estoy mucho mejor, ¿pero quiere que le diga algo? Anoche (la noche del 25 de marzo del 2019) tuve una nueva pesadilla sobre esas fotos, sobre algo que sucedió en el 2015… ¿entiende con ese ejemplo la magnitud de lo que me hicieron?”.

Marilin asegura que vivió un infierno. Tomada del Facebook
Marilin asegura que vivió un infierno. Tomada del Facebook

La modelo, presentadora de televisión, productora de radio y empresaria, conversó con nosotros sobre esos efectos devastadores en su vida cuando de la noche a la mañana, sin su consentimiento, en las redes sociales comenzaron a circular como un virus fotos íntimas que se tomó en la total privacidad, pero que terminaron en Internet porque un par de años atrás se le metieron a robar a la casa y llevaron la cámara fotográfica y la computadora.

La contactamos porque la diputada liberacionista Franggi Nicolás presentó el 25 de marzo el proyecto de ley 21.314, que busca proteger los derechos de las víctimas de la distribución de imágenes íntimas sin consentimiento.

Marilin celebra proyecto de ley

Para este proyecto de ley la imagen íntima es una imagen o grabación en la que una persona está desnuda, parcialmente desnuda o involucrada en una actividad sexual explícita que se realizó en privado. Se incluyen penas entre tres meses y dos años, castigándose con más firmeza si quien hace virales las fotos íntimas es el esposo, pareja o un pariente.

"A la gente se le olvida que uno es un ser humano con corazón y que tiene familia", dice Marilin. Foto tomada del Facebook oficial de Marilin Gamboa.

“Hasta el día de hoy estoy en tratamiento sicológico y sufro pesadillas por las noches. El tratamiento me ayuda a estar equilibrada emocionalmente porque a partir de marzo del 2015 todo me cambió de la noche a la mañana, por eso, porque comprendo lo que destroza una vida este tipo de viralizaciones es que celebro este proyecto de ley, felicito a la diputada Franggi.

“A mucha gente se le olvidó que soy un ser humano, que tengo corazón, que tengo sentimientos y tengo pudor. No se vale que le hagan eso a un ser humano por el simple hecho de arruinarle la vida, porque mi vida se volvió un infierno. La gente que me conoce sabe que me encantaba ir al supermercado, ir a la feria del agricultor… no volví”, nos dijo Marilin.

Entre cuatro paredes

La presentadora confesó que poco a poco ha logrado salir adelante, pero al principio no quería ni salir a la calle.

“Paso encerrada en mi casa, es algo que sigo tratando, ya salgo algo más, pero todo es un proceso. Cuando a una se le viola la intimidad de esas manera le afectan todo.

“Me imagino que la gente en el súper o en la feria va hablar sobre esas fotos a mi espalda, sé que no es así, pero sicológicamente me destrozaron y la reconstrucción ahí va en camino, a paso lento, pero firme porque sufrí el destrozo más grande, la humillación más grande, la vergüenza más grande de toda mi vida”, comenta con tremendo dolor.

Le ha puesto el pecho a la adversidad y pese al golpazo que vivió, siempre mantiene la sonrisa y una mentalidad positiva. Foto tomada del Facebook oficial de Marilin Gamboa.
Le ha puesto el pecho a la adversidad y pese al golpazo que vivió, siempre mantiene la sonrisa y una mentalidad positiva. Foto tomada del Facebook oficial de Marilin Gamboa.

Del 2015 al 2017 cuenta que para poder levantarse de la cama tenía que estar empastillada, solo así podía ir al trabajo y pararse frente a una cámara de televisión.

“Sí, al principio tomaba una pastilla diaria, ahora tomo media y digamos como cada tres días. Me doy cuenta que debo tomármela porque vuelven las horribles pesadillas, esas no se han ido".

Marilin celebra que la diputada Franggi Nicolás presentara un proyecto de ley para que quien viralice fotos íntimas privadas sin autorización termine en la cárcel. Foto tomada del Facebook oficial de Marilin Gamboa.
Marilin celebra que la diputada Franggi Nicolás presentara un proyecto de ley para que quien viralice fotos íntimas privadas sin autorización termine en la cárcel. Foto tomada del Facebook oficial de Marilin Gamboa.

La familia y los amigos de verdad que le quedaron después de la publicación de las fotos son los que le ayudan todos los días a seguir adelante.

“Jamás tuve sentimientos de hacerme algún daño, pero no le voy a negar que durante mucho tiempo yo no deseaba despertarme, pasaba tres, cuatro y hasta cinco días sin dormir y cuando lo hacía, tenía pesadillas. Deseaba con todo mi corazón no despertar al otro día.

“Hay dos medios de comunicación demandados por publicar mis fotos íntimas privadas, de hecho, uno de ellos no se ha presentado a las audiencias, yo sigo hasta el final con esto”. Marilin Gamboa, empresaria.

“Por dicha fui criada en un hogar donde me enseñaron a ser fuerte y a levantarme de los golpes. El golpe de esa violación a mi intimidad me tumbó, me arrastró y me afecta hasta el día de hoy, pero me levanté y comencé a caminar, poco a poco vuelvo a ser la Marilin de antes del 2015”.

Viralizar va con la personalidad

La sicóloga María Ester Flores, nos explica qué podría influir para que una persona que recibe en sus redes sociales fotos íntimas privadas de alguien evite compartirlas y por qué hay quienes ni las han recibido y ya las están pasando.

  • Las personas que no hacen virales las fotos de otras es parte de su personalidad. Es decir, una personalidad más reservada y así como no hablan en persona cosas de sí, ni de nadie, de igual manera lo hacen en redes.
  • Ven las redes solo como un canal o forma de comunicar.
  • Ven las cosas por un momento, pero no les es interesante ni emocionante compartir
  • Las personas que sí necesitan pasar la información de inmediato y les da emoción es por tener una personalidad extrovertida y comunicativa.
  • Sienten la necesidad de que otros sepan para que la emoción y sentimiento sea igual de bonito o interesante que para ellos.
  • Desean estar en contacto, en comunidad social, tal y como lo harían en persona, contándolo en la casa, el barrio o el trabajo.
  • Las redes son para estas personas un instrumento maravilloso para compartir siempre. Solo que hay que tener cuidado de no hacer daño a nadie con malos chismes o malos comentarios como lo harían en persona.