Yenci Aguilar Arroyo.21 febrero
Gabriela es dueña de Gordillo (negro) y Saltarina. Ella se tatuará detrás de la oreja izquierda. Cortesía.
Gabriela es dueña de Gordillo (negro) y Saltarina. Ella se tatuará detrás de la oreja izquierda. Cortesía.

Gabriela Bermúdez se hará este domingo su primer tatuaje y se lo pondrá detrás de la oreja izquierda en forma de huellitas de perro. Esta decisión la tiene ilusionada porque además de marcar su piel beneficiará a los perritos y gatitos de todo el país.

Bermúdez será una de las más de 200 personas que se harán un tatuaje para colaborar con la asociación Fuerza Animalia. La actividad se realizará en Stattoos San Pedro, contiguo al bar Río, de la 8 de la mañana a 2 de la tarde.

“Me haré unas huellitas de perro, porque soy amante de estos animales. Saltarina y Gordillo son mis perritos y cuando puedo colaboro con esta organización, porque sé que necesita mucho dinero”, dijo esta vecina de Paso Ancho.

¿Cómo ayudar? Si desea colaborar con Fuerza Animalia puede escribir al correo fuerzaanimalia@gmail.com o a la página de Facebook Fuerza Animalia.

Cada tatuaje cuesta ¢10 mil y los participantes podrán escoger entre varios diseños previamente seleccionados. Afortunadamente, la gente se apuntó de una y ya no hay espacios disponibles.

“Soy superanimalero y por eso nos apuntamos a ayudar a los animales. No solamente es recibir, también debemos dar y es la segunda vez que colaboramos con Fuerza Animalia. El año pasado la actividad fue un éxito, porque cada persona puede tatuarse alguno de los diseños que ofrecemos y en la parte del cuerpo que más desee”, dijo Alejandro Cole, dueño de Stattos.

El año pasado, más de 100 personas se apuntaron a la actividad. Cortesía.
El año pasado, más de 100 personas se apuntaron a la actividad. Cortesía.
Los ayudan a recuperarse

Anke Haberland, secretaria y miembro fundadora de Fuerza Animalia, comentó que el objetivo es recaudar dinero para cubrir los gastos diarios de la asociación.

"Desde hace casi tres años ayudamos a perros y gatos que fueron atropellados, que están desnutridos o que recibieron algún maltrato en la calle. Nosotros recibimos pedidos de ayuda en redes sociales y vamos a buscar a esos animales, el 99 por ciento de los llamados son para atender perros.

“Una vez que el animal es rescatado, lo llevamos a alguna veterinaria para que lo atiende y nos hacen un descuento. Luego, se queda internado hasta que le buscamos una casa cuna, en la cual se pueda recuperar. Cuando los veterinarios le dan de alta buscamos un hogar que lo adopte", dijo.

Celeste es una de las perritas que atendió la organización. Estaba desnutrida y con fracturas en varias partes de su cuerpo. En la imagen de la derecha se nota su recuperación. Cortesía.
Celeste es una de las perritas que atendió la organización. Estaba desnutrida y con fracturas en varias partes de su cuerpo. En la imagen de la derecha se nota su recuperación. Cortesía.