Rocío Sandí.Hace 4 días

Las mascotas que pasan todo el día junto a sus dueños tampoco escapan de los efectos de la pandemia del covid-19, ya que los peluditos también se estresan y hasta se enferman.

El cambio en las rutinas y el ver a sus dueños cargados de estrés, ansiedad y depresión por todo lo que está pasando en el mundo hace que los animalitos sufran cambios en su organismo que incluso pueden llevarlos a necesitar una consulta con un veterinario.

Es importante dedicarle tiempo a los peluditos de la casa. Foto: Grupo Nación.
Es importante dedicarle tiempo a los peluditos de la casa. Foto: Grupo Nación.

Mauricio Jiménez, veterinario del Hospital de Especies Menores y Silvestres de la Universidad Nacional, dice que los perros y los gatos tienen una gran sensibilidad hacia los humanos con los que conviven, por lo que saben descifrar cuando están alegres, tristes, enojados, preocupados o deprimidos.

“Hay perros que son entrenados para detectar cuándo una persona va a tener una convulsión, por ejemplo, eso se logra porque ellos detectan el estado de ánimo de los humanos. Si el dueño de una mascota está muy nervioso o estresado el animal puede absorber parte de esas emociones y enfermarse”, comentó.

El especialista afirma que los animales, al igual que los humanos, pueden sufrir colitis nerviosas, diarrea o depresión cuando experimentan emociones negativas.

La veterinaria María Antonieta Leandro coincide con Jiménez y dice que en los últimos meses ella ya ha atendido a perros con ataques de estrés.

“Debido a la situación que vive el país algunos dueños de perros han dejado de sacarlos a pasear y eso genera un gran impacto en ellos porque acumulan toda la energía que quemaban en sus caminatas. Además, se les descontrolan sus tiempos de defecar u orinar porque ya tenían un horario establecido.

El estrés puede hacer que los perros terminen en el veterinario. Foto: Cortesía de Mauricio Jiménez (UNA).
El estrés puede hacer que los perros terminen en el veterinario. Foto: Cortesía de Mauricio Jiménez (UNA).

“Hace poco me trajeron un perrito que presentó distintos síntomas: un día tenía diarrea, otro vómito, otro inflamación en el estómago y en los exámenes que le hicimos salía todo bien. Investigando un poco su entorno nos dimos cuenta que debido a la pandemia había personas todo el día en la casa, también que lo habían dejado de sacar a pasear y por eso sufrió un cuadro de estrés. Empezamos a sacarlo a caminar y tuvo cambios positivos”, contó Leandro.

Cambios en su mundo

Leandro dice que el cambio tan drástico que se dio en la sociedad en tan poco tiempo por causa de la pandemia, afectó en gran medida las costumbres de las mascotas.

“Los gatos no se ven tan afectados como los perros porque ellos son mas independientes, pero los canes si notan que ahora hay más gente en la casa, que en los lugares dónde ellos estaban antes ahora las personas tienen computadoras, papeles, libros, cables y eso hasta puede llevarlos a hacer travesuras como morder cosas.

Es probable que en muchos casos hasta hayan sido enviados al patio o a un lugar más pequeño que el que estaban antes y eso hace que ellos exploren y muerdan muchos de los objetos que se encuentren y hagan sus necesidades fisiológicas en lugares donde antes no lo hacían, lo que molesta mucho a los dueños.

“También han visto sus horarios modificados, antes los sacaban a pasear en la mañana y ya no, después de la caminata dormían un rato, pero ahora ya no porque no tienen sueño y todo eso los puede indisponer o irritar”, agregó.

No le grite a los perros porque eso los hace sentir mal. Foto: Grupo Nación.
No le grite a los perros porque eso los hace sentir mal. Foto: Grupo Nación.

La veterinaria dijo incluso que, al igual que las personas, el hecho de estar ahora más sedentarios puede hacer que los animales aumenten de peso.

“He tenido pacientes que están teniendo problemas de obesidad porque duermen más, ya no queman grasa como antes y eso les afecta las articulaciones, entre otras cosas.

“Los perros necesitan salir a caminar todos los días, pero eso no significa que los dueños vayan a estar en riesgo. Pueden hacer paseos cortos y usar la mascarilla o careta para que se protejan; en cuanto a los perros, cuando llegan a la casa, al igual que nosotros nos desinfectamos los zapatos a ellos se les deben limpiarles las patas, pero no con alcohol ni desinfectante, sino con clorexidina, se lo aplican con una gaza y no hace falta que lo enjuaguen.

Cuide su tono

El especialista Mauricio Jiménez también hizo recomendaciones para bajar el estrés en las mascotas.

“No hagan cambios bruscos de alimento, si por la situación económica deben cambiar la marca de comida háganlo de forma paulatina, mezclando los dos alimentos.

“También es importante que la gente juegue a diario con su perro, pero que lo haga cuando está tranquila porque si empiezan a acariciarlos cuando están enojados o estresados ellos lo van a sentir”, dijo.

“El tono de voz que usen con las mascotas es fundamental, si usan un tono alto ellos van sentirse regañados, por eso es bueno hablarles de forma tranquila, con un todo moderado para trasmitirles a ellos paz y serenidad”, agregó.

Mauricio Jiménez: “Cuando a los perros se les grita ellos relacionan eso con algo malo y se sienten mal, por eso hay que evitar hacerlo”.
Los perros necesitan salir a ejercitarse para quemar energía. Foto: Municipalidad de Cartago.
Los perros necesitan salir a ejercitarse para quemar energía. Foto: Municipalidad de Cartago.