Karen Fernández.10 febrero
La comunidad LGBT está ansiosa de que empiece a regir el matrimonio civil igualitario en nuestro país. Foto Carla Orozco
La comunidad LGBT está ansiosa de que empiece a regir el matrimonio civil igualitario en nuestro país. Foto Carla Orozco

Los matrimonios entre personas del mismo sexo no solo traerían igualdad al país, sino mucha platica también.

La entrada en vigencia del matrimonio civil igualitario, el 26 de mayo de este año, podría meterle una inyección importante a la economía.

Según el primer informe público sobre el impacto de la discriminación sobre la economía nacional, realizado por Open For Business (una coalición de empresas inclusivas), la homofobia le cuesta entre ¢31,4 mil millones y ¢349 mil millones del Producto Interno Bruto (PIB) al país.

Según desglosa el informe, se han dejado de ganar ingresos por la industria de las bodas de entre ¢4,3 mil y ¢23 mil millones. Además, la depresión de las personas LGBT genera pérdidas en productividad de hasta ¢266 mil millones.

Este hecho convertirá a Tiquicia en el primer país centroamericano en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“El estudio de Open For Business demuestra que el país se verá beneficiado con la atracción de industrias de alto valor agregado, el aumento en la reputación nacional y el turismo, mayor atracción de talento y capital humano, y la mejoría en el rendimiento empresarial y de negocios gracias a que las compañías inclusivas tienen niveles más altos de innovación y colaboración”, señaló Víctor Castro, vocero de la campaña “Sí, Acepto”.