Eduardo Vega.5 septiembre

Don Carlos Román Chinchilla, vecino de Mozotal de Guadalupe está tan traumado con la huelga que prefiere ir un paso adelante.

“Estas huelgas provocan que uno ya no sepa ni para dónde agarrar. Tenía cita en agosto, pero me tocó en plena huelga y me la cancelaron, había esperado seis meses que llegara el día y nada. Ahora estoy lleno de fe en que sí me atenderán este viernes seis de setiembre… al menos no me han llamado para cancelar”, dijo un poco nervioso Román.

Chinchilla explicó que como él trabaja levantando cargas bien pesadas se le jodió la rodilla derecha, dos vértebras y el hombro derecho, por eso lo están tratando en fisiatría del Hospital Calderón Guardia, en la Clínica del Dolor.

Don Carlos prefirió no mostrar su rostro en cámaras. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Don Carlos prefirió no mostrar su rostro en cámaras. Foto Eduardo Vega Arguijo.

“Le pido a Dios que por favor no me cancelen la cita porque tengo mucho dolor. Yo estoy haciendo todo lo que está a mi alcance para poder ser atendido, si me salen con que no me pueden ver porque no tienen placas mías, pues eso no será problema porque me pagué por aparte las placas para evitar por todos lados que me cancelen la cita, las voy a llevar para que me puedan decir qué es lo que tengo, eso es lo que realmente me preocupa, que no sé exactamente por qué siento tanto dolor”, contó este breteador de 34 años.

Don Carlos se agarra bien duro de las palabras de don Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la Caja, quien le hizo un llamado al país para que las personas que tienen una cita o algún procedimiento, que no falten y lleguen puntual a donde le toca.

“Desde enero que me dieron la cita me dijeron que el día que me vieran tengo que llevar un paño y una camiseta extra y así lo haré, mi cita es a las siete y cuarenta y cinco de la mañana y espero estar desde las siete ya en el Calderón, no me puedo perder la cita por nada del mundo, el dolor es mucho… espero no sea una hernia”, agregó.

“En la mayoría de los establecimientos de salud, la atención se brinda con normalidad, por lo que se reitera el llamado a los pacientes de acudir a las citas programadas”, advirtió la Caja.

Sin embargo, reconoció que en el hospital Nacional de Geriatría y Gerontología no se pudieron realizar las cirugías programadas durante la mañana del jueves, porque no se contó con todo el personal necesario para poner en uso las dos salas de operaciones.

132 comedores siguen cerrados por la huelga

En el área de Producción Industrial, el personal de las lavanderías Central y Alfonso Zeledón Venegas, del laboratorio de Soluciones Parenterales y Productos Farmacéuticos se unieron al movimiento de huelga, sin embargo, esto no afectó los servicios, aseguró la Caja.

En 132 comedores del país no hay platos llenos de comida sino un candado en la puerta. Archivo.
En 132 comedores del país no hay platos llenos de comida sino un candado en la puerta. Archivo.
1.615 centros educativos afectados

El Ministerio de Educación reportó que para el jueves 5 de setiembre la afectación por la huelga convocada por los sindicatos fue de 1.615 centros educativos con algún tipo de complicación.

En total se reportaron 4.994 instituciones de estudio, eso significa que 3.379 sí trabajaron puras tejas. El Mep también confirmó que hay 16.146 funcionarios en huelga, o sea, 19 de cada 100 maestros.

El dato más amargo está en los comedores escolares, porque se afecta directamente la pancita de los estudiantes, sobre todo de los que menos recursos tienen, todavía hasta el jueves 5 de setiembre había candado puesto en 132 comedores.