Eduardo Vega.1 diciembre, 2019

Sofía Brenes tiene dos añitos y diez meses; sin embargo, cuando estaba en la pancita casi se viene a los cuatro meses de gestación, por eso el embarazo de doña Gabriela Naranjo fue considerado de alto riesgo, algo que la obligó a tener un cuidado extremo para evitar complicaciones y a los ocho meses, prematuramente, pero ya sin peligro, nació Sofi.

Don Roberto, doña Gabriela y Sofi, desfilaron con orgullo para decirle sí a la vida. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Don Roberto, doña Gabriela y Sofi, desfilaron con orgullo para decirle sí a la vida. Foto Eduardo Vega Arguijo.

“Yo puse mi embarazo en manos de Dios, se hizo la voluntad de él, era de alto riesgo, complicado, pero no perdimos nunca la fe, por eso estoy aquí, apoyando la vida”, asegura muy firme doña Gabriela con Sofi en sus brazos y su esposo Roberto Brenes al lado.

Así como doña Gabriela, miles de ticos, convocados por el Frente nacional por la vida, el grupo Despierta Costa Rica, la Iglesia católica y un grupo de iglesias evangélicas del país, desfilaron por la avenida segunda y el paseo Colón, diciéndole sí a la vida y un no rotundo al aborto en la marcha que tuvo como lema: “A la vida digo sí”.

Miles de personas llenaron el Paseo Colón diciéndole un claro sí a la vida. Cortesía del semanario Eco Católico.
Miles de personas llenaron el Paseo Colón diciéndole un claro sí a la vida. Cortesía del semanario Eco Católico.
No a la norma técnica

Una familia de Cartago compuesta por doña María Garro, Elizabeth Vega, Martha Vega, Karol Pérez, Camila Obando y Angélica Obando, quienes se dirigieron directamente al presidente de la República, Carlos Alvarado, para decirle que no debe firmar la norma técnica, que vendría a regular el aborto terapéutico y que debe mantener el derecho a la vida.

María Garro, Elizabeth Vega, Martha Vega, Karol Pérez, Camila Obando y Angélica Obando, todas de la misma familia, viajaron desde Cartago para marchar. Foto Eduardo Vega Arguijo.
María Garro, Elizabeth Vega, Martha Vega, Karol Pérez, Camila Obando y Angélica Obando, todas de la misma familia, viajaron desde Cartago para marchar. Foto Eduardo Vega Arguijo.

“Los que tenemos fe en Dios sabemos que él obra milagros, una vida por ningún motivo debe ser interrumpida. No es justo que un inocente pague las consecuencias de las decisiones de los adultos, la vida debe respetarse”, comentó doña Martha Vega.

Don Marco Angulo llegó con su esposa, doña Florian Herrera y los hijos de ambos, Valery Angulo de siete años y Felipe de dos.

“Muchos bebés alrededor del mundo se salvan pese a los criterios médicos o cualquier circunstancia, por eso es que la vida debe respetarse por sobre todo”, afirmó don Marco.

Don Marco, doña Florián, Felipe y Valery, una familia completa que marchó para decirle no al aborto. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Don Marco, doña Florián, Felipe y Valery, una familia completa que marchó para decirle no al aborto. Foto Eduardo Vega Arguijo.
De todo el país

A eso de las 11 de la mañana la marcha inició en el Parque Central josefino, los participantes iban con camisas blancas y pañuelos celestes, señal internacional del respeto por la vida.

Asistió gente de Pérez Zeledón, Turrialba, Golfito, San Carlos, Guanacaste, Limón, entre otras zonas del país, liderados entre otras personas por el sacerdote Sergio Valverde de la Asociación Obras del Espíritu Santo.

Cientos de jóvenes se hicieron presentes a la marcha y alzaron la voz. Cortesía del semanario Eco Católico.
Cientos de jóvenes se hicieron presentes a la marcha y alzaron la voz. Cortesía del semanario Eco Católico.

“Como pastores de la Iglesia católica costarricense queremos, una vez más, sumarnos a toda iniciativa ciudadana que busca, con celo y ahínco, el respeto de la vida humana en todas las etapas, especialmente en el vientre de la madre.

“Los que van a nacer deben ser siempre escuchados, por lo que, en definitiva, la vida siempre debe ser tutelada y amada desde la concepción a su fin natural. Ponemos en las manos del Señor y bajo el amparo de su madre, María, Nuestra Señora de los Ángeles, esta iniciativa ciudadana”, dijo monseñor José Rafael Quirós, arzobispo de la arquidiócesis de San José.

Samari Parra y Jennifer Calderon, de 17 y 18 años, no tienen hijos y aseguran que ante cualquier situación prefieren poner todo en manos de Dios que abortar. Foto Eduardo Vega Arguijo.
Samari Parra y Jennifer Calderon, de 17 y 18 años, no tienen hijos y aseguran que ante cualquier situación prefieren poner todo en manos de Dios que abortar. Foto Eduardo Vega Arguijo.

Hubo presencia del primer poder de la República al desfilar diputados como la independiente Nidia Céspedes, el socialcristiano Pedro Muñoz, Carmen Chan de Nueva República y Dragos Donalescu del Republicano Socialcristiano.

“Siempre, siempre, siempre, se debe respetar la vida, eso lo debe entender el presidente Alvarado. La norma técnica jamás debe ser aprobada”, afirmó Donalescu.

Las mujeres que asistieron defendieron las dos vidas, madre e hijo. Cortesía del semanario Eco Católico.
Las mujeres que asistieron defendieron las dos vidas, madre e hijo. Cortesía del semanario Eco Católico.

“Marcho con la esperanza de que en medio de la sordera, la actuación impulsiva, la necedad y la prepotencia que ha padecido este gobierno, una vez, al menos una vez, muestre humildad y escuche la voz ciudadana.

“Carlos Alvarado no puede seguir volviendo la mirada al otro lado, cuando la mayoría de los ciudadanos de este país no estamos de acuerdo con la legalización del aborto y la firma de la Norma Técnica, cuando la mayoría de este país hemos expresado en múltiples ocasiones la razones jurídicas, médicas y humanas para no proceder con esa Norma Técnica”, afirmó Chan.

La marcha finalizó frente a la estatua de León Cortés en La Sabana, en total orden y respeto, sin ningún incidente.

Se va a firmar

Una hora antes de que se empezaran a reunir los manifestantes contra la norma técnica que regulará el aborto terapéutico, la vicepresidenta Epsy Cambpell dijo que la decisión está tomada: el gobierno firmará el documento.

Campbell, quien es la presidenta en ejercicio durante la participación de Carlos Alvarado en la cumbre climática COP25, en España, dijo que dichosamente en Costa Rica todas las personas pueden expresarse libremente, y seguirán teniendo garantizado el derecho de hacerlo.

Pero dejó claro que el Ejecutivo cumplirá la promesa de emitir la norma.

“En efecto, el gobierno de la República ha tomado una decisión de firmar una norma técnica para salvar la vida de mujeres que se encuentran en riesgo. Efectivamente, nos permite dar una guía para los profesionales en salud, que puedan aplicar esta regulación que existe en el Código Penal desde el año 1970”, aseguró Campbell.

Todo tipo de pancartas en defensa de la vida se pudieron leer durante la manifestación. Cortesía del semanario Eco Católico.
Todo tipo de pancartas en defensa de la vida se pudieron leer durante la manifestación. Cortesía del semanario Eco Católico.