Eduardo Vega.20 agosto, 2020

El ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) le informó al Museo Nacional, el pasado 12 de agosto, que sus funcionarios realizaron un hallazgo arqueológico mientras trabajaban en la construcción del conector entre Barreal de Heredia y la ruta 1 (autopista General Cañas).

De inmediato, la Comisión de Arqueología Nacional de ese museo se puso las pilas y se fue al lugar para confirmar qué tipo de hallazgo era. El MOPT detuvo todos los trabajos en esa zona específica para permitir las investigaciones.

Esta foto es de lo que descubrió el MOPT en el conector Barreal de Heredia - ruta 1. Foto: Cortesía del Museo Nacional
Esta foto es de lo que descubrió el MOPT en el conector Barreal de Heredia - ruta 1. Foto: Cortesía del Museo Nacional

“La inspección verificó la presencia de una estructura prehispánica en el lugar y su alteración parcial, por lo que se procedió conforme a lo establecido en la Ley sobre Patrimonio Nacional Arqueológico.

“Asimismo, se coordino con el MOPT, el Fideicomiso Ruta Uno y la empresa constructora para resguardar el lugar y que se realice una evaluación arqueológica exhaustiva”, nos explicó la jefa del departamento de Antropología e Historia del Museo Nacional, doña Myrna Rojas Garro.

Lo que la excavación descubrió fue un empedrado que posiblemente perteneció a una calzada; sin embargo, están en los primeros estudios y faltan análisis para determinar qué se encontró.

“Eso sí, hablamos de una construcción con todos los rasgos prehispánicos (de antes de la llegada de Cristobal Colón a América, en 1492) que conocemos. Entendemos que no es un hallazgo aislado, la zona de Barreal de Heredia, según hemos podido identificar, tuvo un gran asentamiento indígena prehispánico. Hay hallazgos más grandes debajo de donde ahora está Cenada”, añadió doña Myrna.

De inmediato, el Museo Nacional se hizo cargo de la zona, ahora deben confirmar la extensión del empedrado. Foto: Cortesía Museo Nacional
De inmediato, el Museo Nacional se hizo cargo de la zona, ahora deben confirmar la extensión del empedrado. Foto: Cortesía Museo Nacional

“Ahora le corresponde al Fideicomiso contratar a un profesional independiente en arqueología, reconocido ante la Comisión Arqueológica Nacional (CAN), para que realice la evaluación y rinda un informe acerca de los vestigios arqueológicos y las recomendaciones pertinentes. El Museo Nacional llevará a cabo la supervisión de las labores a realizar.

“Es muy temprano en la investigación para conocer detalles como la extensión o si existen otros elementos asociados al mismo”, mencionó la arqueóloga.

Doña Myrna reconoció que en el país se tiene suficiente evidencia de construcciones similares, que son del año 800 d.C.

“Ese hallazgo podría ser solo un pedacito de algo mucho más grande, por eso es fundamental la investigación que se viene, así como cuidar muy bien la zona.

Quienes han tenido el placer de ir al monumento nacional Guayabo, podrán darse una idea de qué es un empedrado prehispánico, ya que ahí se conserva uno en perfecto estado y funcionamiento hasta el día de hoy.

Este es un ejemplo de un empedrado de nuestros antepasados, construido antes de la llegada de Colón a América, es en La Cabaña, en el Caribe central, y fue descubierto en 1975. Cortesía: Museo Nacional
Este es un ejemplo de un empedrado de nuestros antepasados, construido antes de la llegada de Colón a América, es en La Cabaña, en el Caribe central, y fue descubierto en 1975. Cortesía: Museo Nacional

La arqueóloga finalmente explica que deben definir si el hallazgo se dejará al descubierto o si se cubre completamente. El museo aseguró que las obras en el conector no se detienen, eso sí, con el área del descubrimiento bien protegida.