Silvia Coto.11 marzo
El muchacho se fajó para escribirle mensajes a la nave antes de que la muchacha saliera del cole. Foto: Tomada de Facebook
El muchacho se fajó para escribirle mensajes a la nave antes de que la muchacha saliera del cole. Foto: Tomada de Facebook

Hay historias de amor muy amargas y una de ellas la vivió un joven la mañana de este lunes cuando llegó al colegio a pedirle “cacao” a su novia y terminó multado por la Policía Municipal.

El caso ocurrió en las afueras del Liceo Monseñor Odio Herrera en Desamparados, cuando un enamorado llegó y estacionó frente al cole su carro, un Hyundai blanco.

En cuestión de minutos decoró la nave con corazones de cartulina de color rosados y lila, también le puso globos de esos mismos colores, después el galán se fajó y se puso a escribir con un marcador sobre la carrocería de su carro, muchos curiosos se le quedaban viendo pues no podían creer que estuviera rayando el carro, pero el amor lo puede todo.

Frases como “no puedo estar sin ti”, “princesa, te amo”, engalanaban parte de la carrocería.

El muchacho se quedó esperando a que la jovencita que le roba los suspiros, que al parecer está en décimo en ese colegio, saliera por el portón de acceso principal y lo primero que viera fuera todo su derroche de amor.

Según dijeron algunos curiosos la muchacha lo dejó en visto y ni siquiera se le acercó, más bien jaló soplada con sus amigas.

El muchacho se fue con un multón. Foto tomada de Facebook.
El muchacho se fue con un multón. Foto tomada de Facebook.

Además del desplante, el momento de ilusión terminó horrible pues dos oficiales de la Policía Municipal de Desamparados le cayeron al galán para pedirle explicaciones de por qué estaba estacionado dónde no está permitido.

“El muchacho estaba como pidiendo perdón a una estudiante o algo así, entonces estaba con globos y así estaba estacionado sobre la calzada pero obstruyendo el libre tránsito sobre la vía principal de Desamparados, no movía su vehículo, ahí está cerca la parada de buses, no permitía el libre tránsito vehicular, los compañeros que estaban haciendo controles de tránsito procedieron a hacerle la infracción correspondiente conforme a la ley”, dijo David Hidalgo, jefe de la Policía Municipal.

La multa son ¢53.339 por obstaculización al libre tránsito, el joven tiene la licencia al día.

Después de que los oficiales lo multaron el joven tuvo que jalar sin cumplir con su intención, a unos 100 metros lo estaban esperando unos familiares que lo consolaron.

El carro pertenece a un hombre vecino de Granadilla de Curridabat.

Se desconoce la identidad del galán, aunque otros jóvenes comentaron que ya en algún momento lo habían visto llegar a recoger a la muchachita.

Aunque hubo quienes le pegaron color por lo ocurrido, también algunas muchachas dijeron que lo que hizo era lindo, romántico, “muy cosi” y que ojalá lo perdonaran.