Rocío Sandí.30 agosto

El sacerdote Jorge Pacheco Romero murió debido a serias complicaciones de salud a raíz del covid-19.

Su fallecimiento fue informado este domingo por la iglesia Católica en un comunicado emitido por la Arquidiócesis de San José. El cura residía en la parroquia San Juan Bautista, en Tibás.

La iglesia informó la muerte del cura este domingo. Foto: Cortesía.
La iglesia informó la muerte del cura este domingo. Foto: Cortesía.

En el documento se informó que debido al coronavirus, la vela y el funeral del religioso se llevarían a cabo solo con los familiares más cercanos.

El cura era reconocido por su vocación para enseñar, fue profesor universitario y además dio charlas y seminarios a los largo de su carrera pastoral.

La Universidad Teológica de América Central Monseñor Óscar A. Romero publicó un mensaje de agradecimiento y despedida para el sacerdote.

“Con gran dolor (la universidad) publica el sensible fallecimiento de nuestro excelente profesor y amigo, hombre intelectual, amable y siempre cordial Pbro. Jorge Pacheco Romero. Nos unimos al dolor que embarga a su familia y al presbiterio arquidiocesano”.

El religioso también fue profesor en la Universidad Católica, por lo que muchos exalumnos expresaron su dolor al conocer su muerte. Ellos lo recordaron como un educador ejemplar, serio, respetuoso y muy entregado a la enseñanza y a Dios.

El Pbro. Jorge Pacheco Romero era profesor universitario. Foto: Cortesía.
El Pbro. Jorge Pacheco Romero era profesor universitario. Foto: Cortesía.

Muchos conocidos del sacerdote escribieron mensajes en las redes sociales en los que lo describen como un hombre con profundidad doctrinal y que siempre se preocupó por instruir al pueblo de Dios mediante formaciones.

El sacerdote Fernando Vílchez era amigo cercano de Pacheco y lo recuerda como una persona culta, de mucho conocimiento y gran humildad.

“Lo conocí hace 34 años cuando entramos al seminario. Él tuvo la oportunidad de prepararse en Roma, se especializó en Moral, después de eso se hizo profesor universitario de Ética Moral.

“Era un hombre con mucho conocimiento, uno podía hablar con él no solo de religión, sino de música, de arte, de historia. Se expresaba con sencillez y tenía una personalidad muy humilde, por eso era muy querido”.

Dura lucha

La lucha del padre Jorge contra el coronavirus duró casi un mes. El domingo 2 de agosto él empezó con síntomas y el lunes 3 fue a recibir atención médica y regresó la casa cural de Tibás, pero un día después empeoró y fue internado.

“Él tenía sobrepeso y era asmático, eso lo afectó mucho, todo este tiempo estuvo internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital México, casi siempre en un coma inducido. Murió hoy (domingo) en la madrugada, el día de la Pascua de Cristo”, contó Vílchez.

Dedicatoria Padre Pacheco

¡No te has ido del todo! Tus enseñanzas quedarán en nuestra mente y corazón. Gracias Padre Pacheco por todo y por tanto, en especial las formaciones que compartiste con los catequistas de la Arquidiócesis de San José.

Posted by Catequesis Arquidiócesis SJ on Sunday, August 30, 2020

“Es el primer sacerdote que muere en Costa Rica por el covid. Este es un tema serio, no es cuestión de ver la conferencia que dan todos los días al medio día, lo que hablan ahí no son números, están hablando de personas y cuando se habla de la muerte de una persona que uno quiere es algo realmente fuerte, es necesario que todos pongamos de nuestra parte para que esto acabe lo antes posible”, agregó.

Este domingo en la tarde se llevó a cabo una misa en su honor en la funeraria del Magisterio Nacional, en San José, estuvieron presentes pocos familiares del sacerdote Jorge Pacheco. Este lunes le harán otra misa en Tres Ríos de La Unión, de dónde era oriundo y lo sepultarán en el cementerio local, a la ceremonia solo asistirán pocas personas cercanas del cura.

Este sábado las autoridades de Salud informaron que el covid ya ha cobrado la vida de 418 personas en el país: 160 mujeres y 258 hombres, con un rango de edad de 21 a 100 años. Además, 413 personas están hospitalizadas, 133 de ellas en cuidados intensivos.