Franklin Arroyo.19 junio

Isamar Morales es una mujer transgénero, tiene 43 años y trabaja en una asociación que ayuda a otras personas como ella y que se llama Transvida.

A pesar de los avances que ha habido en el tema de la diversidad, dice Isamar que sigue habiendo violencia y cuenta que, por ejemplo, cuando mueren las tratan de hombres.

Isamar baila bailes típicos y es activista. Foto: Cortesía Isamar Morales.
Isamar baila bailes típicos y es activista. Foto: Cortesía Isamar Morales.

Recordemos que la letra T, de la comunidad LGTBIQ es una letra sombrilla que cobija los conceptos transgénero, transexual y otros.

La Teja habló con Isamar para conocer su experiencia.

–¿Cómo se fue transición?

- Cuando nací era varón, pero conforme una va creciendo, en el caso mío, desde los cinco o seis años, sentía atracción por los chiquitos. Jugaba con mujeres, buscaba los maquillajes y ropa de mamá. Fue duro porque mi padre era machista y soy de Nicaragua, que es más machista. Costa Rica también, pero hay avances.

A Isamar le gusta ir ala playa. Foto: Cortesía.
A Isamar le gusta ir ala playa. Foto: Cortesía.

–¿Cómo sobrevivió en esas circunstancias?

- Pasé la escuela y el colegio hasta el bachillerato, pero fueron años dolorosos hasta los dieciocho por vivir en un cuerpo donde no me sentía bien. Decidí venirme (a Costa Rica) a los veinte años y empecé la transición. Me dije: ‘soy una mujer bella, puedo salir adelante sin pensar en las barreras de empleo, de educación'. No pude estudiar más, allí me quedé, porque en los lugares hay discriminación. A uno lo ven diferente.

Isamar tiene identidad de género femenina y orientación sexual heterosexual.

–¿Hay doble peso por ser mujer y trans?

- Sí, ser una mujer trans es ser valiente. Desde que uno se levanta y toma el bus empieza esa lucha, hay personas que te ven mal, que se burlan, por eso nosotras usamos un concepto, paquetear… ¿sabés que es paquetear?

–No, explíqueme.

- Yo voy contigo y nadie se dio cuenta de que era una mujer trans, pasé desapercibida, eso es lo que una intenta siempre porque imagínese si una mujer cisgénero (que biológicamente es mujer) sufre violencia y discriminación de su familia, de la sociedad, en una mujer trans es doble.

“No estamos en un cuerpo equivocado, estamos en una sociedad equivocada”, Isamar Morales, mujer trans.
Según Isamar, la T cubre al travesti, persona que se cambia por una noche de pasión vistiendo de mujer y al día siguiente de hombre, transformista hace el cambio para representar a algún artista, transexual se hizo el cambio de genitales mediante una operación y transgénero que pasa las 24 horas vestido de mujer, se identifica como mujer pero mantienen los genitales.

–¿Es más difícil para una mujer trans conseguir una pareja heterosexual, como en el caso suyo?

- Pensaba lo mismo, yo decía ‘qué difícil será encontrar un hombre masculino heterosexual’ . No podré tener una pareja así, pero mi expareja, con quien viví nueve años, es heterosexual. Al principio, cuando me metí con él, pensaba que era bisexual porque le gustan las mujeres y le gustaba yo, pero es hetero porque le gustan las mujeres cisgénero y las mujeres trans, que somos mujeres.

–Deme un ejemplo de bullying que haya recibido usted

- Presenté documentos para un trabajo, llegué y me atendió una persona. Ni hablé, no me hicieron preguntas, nada. Me sentí discriminada y maltratada. Otra cosa que he visto, y me da miedo, es la lucha de identidad de género en una mesa de patología. A las compañeras muertas las tratan como hombres. Los medios a veces se expresan así ‘hombre vestido de mujer fue apuñalado’, ‘hombre que se hacía llamar fulanita de tal…’, ¿qué es eso? Son personas estudiadas que deben saber cómo tratar a una persona trans

–¿Cómo es ser una mujer trans en Costa Rica?

- Hace diez años era peor. La gente se ha sensibilizado, ve las cosa más normales. Pero sigue habiendo discriminación y violencia. Andamos con miedo, aun hoy cualquier persona ignorante grita una vulgaridad.

–¿Pero gritan por ser mujer o por ser trans?

- A veces los hombres gritan cosas que le dicen a una mujer y son palabras duras, que violentan. Pero una mujer trans vive día a día con el maltrato, la violencia, la discriminación. En el comercio sexual es superpeor. A las compañeras que están en las calles les tiran balines, huevos, miaos... están expuestas a muchas cosas.

–¿De quién reciben más maltrato?

- En el comercio sexual del hombre, aunque de la mujer también. La miran a uno como rival y entre nosotras mismas existe porque una que es más bonita que otra. Pero también nos tratamos como hermanas.

–¿De la comunidad diversa, reciben maltrato?

- El gay rechaza a las trans. Siento que ellos dicen '¿por qué no puedo ser una mujer trans?’ En el caso mío tengo buenos amigos gais y las personas que me cuidan el cabello son gais. No generalizo.

.

La mujer trans dice ser una guerrera. Foto: Franklin Arroyo.
La mujer trans dice ser una guerrera. Foto: Franklin Arroyo.
" La sociedad nos excluye y nos tira a esas calles, donde no queremos estar aguantando hambre y frío", Isamar Morales, mujer trans.