Mauro Fernández.4 noviembre, 2017
Los sueños húmedos en cualquier etapa de la vida son algo normal. Foto: Pixabay
Los sueños húmedos en cualquier etapa de la vida son algo normal. Foto: Pixabay

Las poluciones nocturnas, más comúnmente llamados sueños húmedos o sueños blancos, hacen referencia a la salida de semen que se presentan mientras el hombre duerme.

Estas son descargas que se producen cuando se acumula una gran cantidad de esperma en los testículos y en los diversos conductos y glándulas del aparato genital masculino.

Algunas de estas eyaculaciones ocurren sin que el varón se percate y, con frecuencia, es la ropa de cama y las prendas de dormir mojadas las evidencias que lo pone al tanto de lo sucedido. En otras ocasiones, probablemente por la intensidad del orgasmo, los hombres se despiertan justo cuando sucede la salida del semen y lo recuerdan muy bien al día siguiente.

Contrario a lo que se piensa, en la mayoría de los casos el varón no recuerda haber tenido un sueño de contenido erótico, es decir, tanto la erección como la salida del semen suceden sin que medie en la conciencia imágenes mentales de carácter sexual.

A nivel popular se considera normal que estos sueños húmedos sucedan durante la juventud, pero existe el temor de que, cuando suceden después de la adolescencia, sean un síntoma de que algo anda mal en la vida sexual, en la relación de pareja o en el organismo. En realidad, estas eyaculaciones son totalmente normales en cualquier momento de la vida y no representan ningún peligro.

En la etapa adulta suelen presentarse cuando se enfrentan periodos prolongados sin eyacular, por ejemplo, después de una separación, un viaje, por accidentes personales o de la pareja. En fin, en todas aquellas circunstancias que imposibiliten la realización del acto sexual.

También suelen presentarse cuando el varón mantiene menos relaciones sexuales que las que se desea independientemente de la frecuencia. Esto sucede sobre todo en aquellas parejas que no logran ponerse de acuerdo con la cantidad de encuentros sexuales. Así, aquel hombre que con frecuencia encuentra una negativa sexual por parte de su pareja, va acumulando semen, tensión sexual y esas ansias pueden desbordarse durante el sueño.

Tanto hombres como mujeres deben conocer este fenómeno de las eyaculaciones durante el sueño, para estar preparados si se presenta en la vida de pareja, o si le llegaran a suceder a los hijos en un futuro.