Franklin Arroyo.2 diciembre

Si usted anda a eso de las 5 p. m. en Chepe centro y quiere disfrutar de lo lindo del canto de jóvenes costarricenses, váyase a la plaza de la Cultura, que festeja el inicio de la Navidad de esa manera.

Navidad inició en Chepe con los reyes magos visitando el pesebre. Foto: Teatro Nacional.
Navidad inició en Chepe con los reyes magos visitando el pesebre. Foto: Teatro Nacional.

Los coros se presentan a partir de las cinco de la tarde de este lunes y la del martes. Este martes matizarán la actividad los coros de la escuela Buenaventura Corrales, Café Chorale, Coro Intermezzo y Coro de Niños Concordia Coral. Se presentarán hasta las 7 p. m.

Por si fuera poco, cuando terminen los conciertos, la gente podrá disfrutar de tamalitos, café y algunos bocadillos.

Además, una de las innovaciones previas a los conciertos es que, quien lo desee, podrá compartir su mensaje de buenos deseos de Navidad en una pantalla gigante que se ubicará junto a la tarima donde se presentarán los coros.

Navidad inició con una linda estampa de la virgen y el niñito. Foto: Tatro Nacional.
Navidad inició con una linda estampa de la virgen y el niñito. Foto: Tatro Nacional.

El Teatro Nacional realiza esta actividad desde 1974 y parte de la inauguración incluyó un portal humano, con actores costarricenses representando a la sagrada familia, los reyes magos, los pastores y hasta con animales de verdad.

En el año de la inauguración, la señora Graciela Moreno Ulloa, quien dirigió el teatro durante 29 años, inició la tradición, al solicitar a la Iglesia las imágenes de María, José y el niño Jesús, mientras que la mula y el buey fueron encargados al escultor costarricense Néstor Zeledón Guzmán.

Este martes puede disfrutra de los coros, un lindo espectáculo. Foto: Teatro Nacional.
Este martes puede disfrutra de los coros, un lindo espectáculo. Foto: Teatro Nacional.

De esta forma se colocó un pesebre en el atrio del Teatro Nacional, el cual fue inaugurado el 17 de diciembre de 1974.

En dicha ocasión, las voces navideñas de los niños de la escuela de Fátima y de la conocida intérprete costarricense Aurelia Trejos, cautivaron a los amigos del Teatro y a los transeúntes urbanos.