Nacional

Negrita mantendrá la distancia con los fieles

Este domingo se llevará a cabo la ceremonia de la vestición

Este año, debido a la pandemia, la Negrita mantendrá la distancia con los fieles en la tradicional misa de este 1 de agosto en el que, además, le pondrán su vestido nuevo.

Así lo informó el obispo de la diócesis de Cartago, Mario Enrique Quirós, quien dijo que esta vez la imagen no saldrá del presbiterio durante la misa que se llevará a cabo este 1 de agosto a las 9 a. m.

“Por las razones conocidas del cuido de clérigos y fieles, por la pandemia, la imagen de la Patrona de Costa Rica solo se bajará de su altar principal y, a la par, en el presbiterio se le hará su cambio de vestidito”, dijo el sacerdote.

Ni siquiera se hará un recorrido dentro del templo ya que no quieren exponer en ningún momento a ninguno de los presentes en la eucaristía.

Otras de las medidas que aplicarán es que los fieles que asistan deberán permanecer en las bancas y no ponerse de pie cuando se lleve a cabo la vestición.

Antes de la pandemia, esta ceremonia se realizaba a campo abierto, en la explanada, ante un tanate de fieles, que llegaban con vestiditos para que se los bendijeran.

El aforo que podrá asistir al acto es limitado a 250 personas y para poder ingresar cada persona tuvo que apartar su espacio con anticipación.

Durante estos días, la piedra del hallazgo y la pilita de agua bendita permanecerán cerradas para evitar aglomeraciones.

El departamento de prensa de Casa Presidencial informó que el presidente de la República, Carlos Alvarado, asistirá a la misa que se llevará a cabo el 2 de agosto a las 9 a. m., en la basílica.