Yenci Aguilar Arroyo.22 julio, 2019
El doctor Vargas comentó que los meningiomas son más frecuentes en mujeres mayores de 50 años. Archivo / Luis Navarro.
El doctor Vargas comentó que los meningiomas son más frecuentes en mujeres mayores de 50 años. Archivo / Luis Navarro.

El doctor Alejandro Vargas Román es neurocirujano y se encargó de remover el tumor de María Nelsy Valverde hace 4 años en el Hospital Calderón Guardia.

Vargas comentó que el tumor era de gran tamaño y estaba en la cabeza de la paciente desde hacía varios meses.

“Tenía un meningioma, que son más frecuentes en mujeres mayores de cincuenta años y se caracterizan porque conforme crecen se adaptan al cerebro”, añade.

El neurocirujano dijo que los trastornos en la memoria de Valverde fueron provocados por el gran tamaño del tumor.

“El tumor se ubicaba en la parte frontal y estripaba los lóbulos frontales del cerebro, que tienen como funciones almacenar o producir la memoria. Al no detectar la enfermedad, no se podía controlar el tamaño del tumor y los trastornos de personalidad se iban haciendo más evidentes”, manifiesta.

Esos cambios los fue notando la familia de la señora y reaccionaron sin perder tiempo.

María Nelsy tuvo un tumor de gran tamaño, que le estripaban los lóbulos frontales del cerebro. Rafael Pacheco.
María Nelsy tuvo un tumor de gran tamaño, que le estripaban los lóbulos frontales del cerebro. Rafael Pacheco.
El daño ya está hecho

El médico agrega que cuando los meningiomas se ubican en la parte frontal del cerebro es más común que puedan ocasionar pérdida de memoria reciente o del pasado.

“Los dolores de cabeza pueden ser síntomas en algunos tumores cerebrales, pero no en todos. En este caso fue muy importante notar los cambios de personalidad y la realización del TAC”, indicó.

Vargas agregó que en este caso, los daños son irreversibles y la memoria no se recupera.

“María Nelsy debe ser cuidada por su familia. Camina por sí sola, conversa, pero no se le puede pedir que vaya al supermercado, que tome un bus porque hay un daño que no se puede remediar”.

El médico indicó que los cambios de personalidad deben ser siempre una señal de alerta para detectar alguna enfermedad en el campo neurológico.

“Cualquier cambio en la personalidad debe atenderse, muchas veces un tumor no se puede detectar por un dolor de cabeza. Los síntomas de los tumores cerebrales son diferentes según el lugar donde se ubica el tumor”.